Hay ciertas cosas inofensivas que si son puestas a calentar en un microondas, se pueden convertir en objetos muy dañinos. Descubre cuáles son algunos de estos casos y el motivo por el que esto ocurre. Algunos os dejarán helados.

El microondas se ha convertido en un electrodoméstico imprescindible para la mayoría de los humanos, aunque aún hay gente que se resiste a utilizarlo por miedo a que sea perjudicial para su salud, aunque la realidad es que nos permite calentar cosas en cuestión de segundos o incluso elaborar ricos y sabrosos platos de comida. Aunque como la mayoría de los objetos, también tiene su lado negativo. Lo que vamos a repasar en esta entrada son algunas cosas que nunca deberías calentar en un microondas porque te darían más problemas que beneficios.

1. Una sandía

Fuente: ellf

No creo que a mucha gente se le pase por la cabeza meter una sandía en el microondas, pero si alguna vez se te ha ocurrido, mejor no lo hagas y te explicamos el motivo. El calor que infunde este electrodoméstico, hace que en el interior de esta sabrosa fruta vaya aumentando la presión al no disponer de ningún orificio por el que salir los gases que se van creando. Esta presión hará que al final acabe explotando, pudiendo crear un gran desastre. Si te atreves hacer la prueba, grábalo y compártelo con todos nosotros.

2. Bolsas de papel

Fuente: blogspot

En muchos países del mundo utilizan papel en vez de bolsas de plástico para transportar los alimentos. Hasta aquí todo bien, pero lo que nunca se nos debe ocurrir es calentar una de estas bolsas en este electrodoméstico. El motivo por el que nunca deberías calentar en un microondas es que o bien puede salir ardiendo, o bien desprender gases que pueden ser nocivos para nuestra salud.

3. Cd o disco de vinilo

Fuente: iniciocafe

Tanto los CDs como los discos de vinilo han pasado a la historia, y que mejor que guardarlos para el recuerdo. De todas formas, si hay alguien que está pensando en experimentar con ellos, que se le borre de la cabeza el uso del microondas. Si metemos alguno de estos objetos en su interior, lo primero que ocurrirá es que empiece a chisporrotear para después acabar quemándose.

4. Envases de comida rápida

Fuente: massaget

Es otro de los productos que nunca deberíamos calentar en un microondas debido a su composición. Suelen estar formado por productos que ayudan a mantener caliente los alimentos pero que son muy inflamables además de soltar gases nocivos que pueden ser perjudiciales para nuestra salud.

5. Esponjas o estropajos

Fuente: fishki

Algún consejo circula por Internet en el que se comenta que la mejor forma de desinfectar una esponja es meterla al microondas, pero siempre y cuando esté mojada. Si no lo está, lo que conseguiremos será que se empiece a derretir por culpa de las ondas e incluso que se prenda fuego.

6. Hierbas frescas

Fuente: wdy

Aunque pueda parecer muy raro, las hierbas frescas contienen menos cantidad de líquido de lo que podríamos pensar. Si metemos un manojo de algún tipo de plantas frescas en el interior de este electrodoméstico, las ondas que emanan en su interior podrían hacer que saliesen ardiendo, con el consiguiente peligro que esto supone.

7. Huevos frescos

Fuente: elle

¿Os acordáis de lo que hemos explicado al principio de esta lista con las sandias? Pues bien, con los huevos ocurre lo mismo, aunque a escala más reducida. Al incidir sobre este alimento las ondas del microondas, los gases que se van produciendo en su interior provocarán que al final acabe explotando. Una vez que ocurra esto, ya sabréis cual será el resultado ¿verdad? Yo por si acaso, no haré la prueba.

8. Papel de aluminio

Fuente: warnet

No hay mucho que decir sobre esto, ya que creo que a todo el mundo nos ha pasado alguna vez que hemos metido sin querer algo de papel de aluminio en el interior de este aparato eléctrico. El resultado es un montón de chisporroteo que parece como si fuera a explotar. Si hay que calentar algo que estuviera envuelto en papel de aluminio, mejor quitarlo y ponerlo sobre un plato. El típico ejemplo de cosas que no deberías calentar en un microondas.

9. Platos demasiados viejos

Fuente: vimka

Antiguamente, para la creación de los platos y otros utensilios, se utilizaba plomo que es dañino para la salud. Si además ese material se calienta, sus propiedades pueden pasar a los alimentos, así que mejor no meterlos en su interior.

10. Ropa

Fuente: novate

Aunque haya gente que afirma meter ciertos tipo de ropa en el microondas para secarla o para que esté más calentita, se trata de una práctica que no recomendamos que hagáis, ya que dependiendo de la composición de la prenda de ropa, el resultado puede acabar en fuego.

También os dejamos el siguiente vídeo publicado en el canal de Youtube elrincondemavi donde se muestra algunos otros casos con su correspondiente explicación.

Supongo que vosotros también utilizaréis este electrodoméstico cada día para calentaros la leche o vuestra comida, pero tras leer estas cosas que nunca deberías calentar en un microondas ¿se te han quitado la ganas de seguir utilizándolo o pensáis que se trata de leyendas urbanas? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios.

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here