El control de la natalidad es algo que se ha venido utilizando desde hace cientos de años, pero no siempre de la forma que conocemos actualmente, sino que utilizaban otro tipo de métodos anticonceptivos que en muchos casos no se sabe cómo de fiables eran.

Babymania
Babymania

Cuando pensamos en la antigüedad, nos viene a la cabeza pueblos primitivos en los que no había ningún tipo de control, tampoco de la natalidad, aplicando el dicho “aquí te pillo, aquí te mato”, pero esto es totalmente falso, ya que en muchos casos si que intentaban tener control de la situación, por lo menos a lo que se refiere a la natalidad, utilizando cualquier método que tenían a mano para evitar quedar embarazadas. Algunos de estos métodos son realmente curiosos, por esto hoy vamos a repasar algunos de los métodos más extraños.

1.- Evitar la luz de luna

girl in the glow of the moon

Los antiguos nativos de Groenlandia pensaba que la culpa de que las mujeres quedaran embarazadas era la luz de la luna, de ahí que si una mujer no quería quedar embarazada, tendría que evitar mirar la luna antes de irse a dormir. Además antes de irse a dormir también se frotaban su vientre con saliva para impedir que la luz entrase dentro de ella. Cuando pensaban que ya estaban preparadas para engendrar un bebé, se desvestían bajo la luz de la luna para permitir la entrada de luz en su vientre.

2.- Dosis de mercurio

Shiny Mercury

En la antigua China, el método más utilizado para evitar embarazos era la ingesta de una mezcla de aceite y mercurio. La mujer tenía que beberlo con el estómago vacío para evitar embarazos no deseados.

El mercurio es un elemento tóxico para el organismo, puede llegar a causar problemas en la médula ósea y con el tiempo incluso producir la infertilidad, de ahí que pensaran que era un buen método.

 

3.- Lubricarse con aceite

Couple Cooking in Kitchen

En la antigua Grecia, se utilizaba aceite de oliva mezclado con aceite de cedro como espermicida. El gran Aristóteles escribió acerca de este método, pero también le añadía plomo a la mezcla. En aquella época se descubrió que el aceite disminuía la movilidad de los espermatozoides, lo que daba tiempo a las mujeres a lavarse después de realizar el acto.

Hoy en día el aceite se utiliza como lubricante natural, pero sin entrar en contacto con el condón, ya que lo dañaría.

4.- Recubrir con miel

close-up of a young woman holding a honey dipper

En el antiguo Egipto se cubría el cuello del útero con miel antes de realizar la práctica sexual. Aunque la miel no es un espermicida, su viscosidad actúa como barrera evitando que los espermatozoides puedan llegar a fecundar el óvulo. Además de la miel, las mujeres añadían otras sustancias como carbonato de sodio natural o una mezcla con excrementos de cocodrilo.

 

5.- Insertar esponja en la vagina

Hand squeezing water from sponge

El Talmud hebreo describe un método anticonceptivo que consistía en poner en remojo una esponja de mar natural en vinagre e insertarla en la vagina para evitar el embarazo, aunque este método sólo se podía utilizar para tres propósitos: proteger a una chica que era demasiado joven para quedar embarazada, durante el embarazo para impedir la posibilidad de fertilizar otro óvulo y para prevenir el embarazo mientras la madre estaba en la enfermería.

 

6.- Intestinos de los animales

sistemas no quedar embarazadas 6

Antes de la llegada de los condones de látex, las personas utilizaban los métodos que tenían a mano como era el uso de los intestinos de los animales. Se puede decir que estos fueron los predecesores de los actuales condones. La primera referencia que hay sobre este método data del año 3000 aC, en la leyenda del rey Minos.

En la época de los romanos, el uso de este método aumentó para evitar las enfermedades venéreas. Los preservativos eran hechos de vejigas de ovino y caprino, así como de sus intestinos.

7.- Orina de lobo

Grey Wolf (Canis lupus) Next to Birch Tree

En la Edad Media, sus habitantes tenían muchas ideas extrañas cuando se hablaba de la medicina. Casi todas las prácticas estaban relacionadas con la magia, talismanes y el uso de hierbas. En el tema del control de natalidad, lo que solían hacer era que las mujeres saliesen a la calle después del acto y orinar donde una loba lo había hecho antes.

8.- Cordón de la reina Anne

Queen Anne's lace flower with bug

Comúnmente es considerada como una mala hierba, pero durante un tiempo fue utilizado como método anticonceptivo. Las mujeres se lo comían inmediatamente después de tener relaciones sexuales. Un método de control que no era ni infalible ni seguro que ha sobrevivido a través de los tiempos.

El mayor problema de este método, es que esta planta es prima cercana de la planta de la cicuta, que es muy venenosa.

9.- Tampones empapados

Tampon in hand of blonde woman

Los tampones no son un uso reciente, sino que existen desde hace miles de años en todo el mundo. Su uso principal era para la captura de la sangre de la menstruación pero también era un método para controlar la natalidad. Mezclados de zumos naturales como el limón o la goma árabe, se pensaba que estos tampones bloqueaban el paso de los espermatozoides.

 

10.- Lysol

sistemas no quedar embarazadas 10

No hace falta remontarnos mucho tiempo para encontrar métodos extraños. A principios de 1900, Lysol se anunciaba como un método eficaz para que las mujeres tomaran el control de su fertilidad e higiene femenina. Finalmente se descubrió que Lyson era perjudicial para la salud y fue quitado del mercado.

 

Tras este repaso, yo que vosotros no intentaría utilizar estos que hemos visto si no queremos tener un susto.

Vía: listverse

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here