Muchos de vosotros ya estaréis pensando en vuestras vacaciones de verano, donde iréis y que haréis. La playa sigue siendo el lugar preferido por la mayoría de las personas, ya que se trata de un sitio que nos permite desconectar de la rutina diaria a la vez que nos permite cargar las pilas para la vuelta a la vida laboral. Son días de estar tirados en la arena de playa tomando el sol para ponernos morenos, pero con esto hay que tener mucho cuidado, ya que si abusamos del sol y no tomamos las precauciones adecuadas, podríamos sufrir algún problema en la piel, incluso llegar a formarse algún tipo de cáncer. Como sabemos de la importancia de esto y nos preocupamos por vuestra salud, hoy os vamos a mostrar un listado de falsos mitos sobre el bronceado que pensamos que todo el mundo debería conocer.

No nos ponemos morenos con altas protecciones solares

falsos mitos sobre el bronceado - crema solar
Fuente: pixabay

Ponernos morenos o no depende de muchos factores. Utilizar una crema solar no significa que nuestra piel no vaya a coger color, lo único que lo hará de una forma más pausada. No queramos ponernos negros el primer día de playa, sino que es mejor ir poco a poco para que nuestra piel se adapte a esa radiación solar. Utilizar cremas siempre es necesario para evitar la aparición de enfermedades en la piel.

Ya estoy morena, no necesito protección

Se trata de una idea muy común entre las personas, que cuando ven que ya han cogido color en su piel, dejan de aplicarse protección al pensar que los rayos del sol ya no les pueden hacer daño, pero esto no es así. Los rayos más dañinos del sol siguen afectando a nuestra piel independientemente de cuánto nos hayamos bronceado. Así que ya sabéis, seguir utilizando un factor protector aunque sea algo más bajo de lo habitual.

En invierno no hace falta protección solar

falsos mitos sobre el bronceado - el aire y las nubes no queman
Fuente: pixabay

Asociamos el uso de cremas solares a la temporada de verano, pero es muy importante utilizarlas durante todo el año. Estamos de acuerdo que en invierno el sol es cuando menos fuerza tiene, pero los rayos que nos llegan también son perjudiciales para nuestra piel. Uno de los falsos mitos sobre el bronceado que es importante que borremos de nuestra cabeza.

Yo no me quemo, no necesito crema solar

Hay mucha gente que tiene la suerte de no quemarse aunque esté tirado en la arena de alguna de las playas más espectaculares del mundo durante largas horas. Esta gente, por lo general, no suelen utilizar cremas protectoras, un grave error, ya que el color rojizo del quemado es solo una forma visible de daños solares, pero aunque esto no aparezca, la piel puede padecer otro tipo de problemas en su interior.

El bronceado artificial nos protege del sol

falsos mitos sobre el bronceado - moreno artificial
Fuente: wikimedia

Suele ser habitual que a lo largo del año vayamos a los salones de belleza para darnos algunas sesiones de rayos UV para disponer de una piel morena. También es habitual pensar que esto ya nos protegerá de los efectos nocivos de los rayos del sol, aunque no es así. Tampoco lo hará ningún truco de maquillaje, siendo la única forma de protegernos, el utilizar cremas protectoras de un factor adecuado.

Es imposible quemarse a través de una ventana

Dentro de los muchos falsos mitos sobre el bronceado que nos podemos encontrar, está la teoría de que el sol que atraviesa una ventana no nos podrá quemar, que únicamente consigue calentarnos la zona, pero esto es falso, ya que los rayos UV pueden atravesar los cristales, por lo que también es importante estar protegidos en esas situaciones.

Los días nublados o ventosos no nos podemos quemar

falsos mitos sobre el bronceado - tomar sol en la playa
Fuente: pexels

Aunque en los días nublados, pueda parecer que el sol aprieta con menos fuerza, esto no tiene que ser así precisamente ya que los rayos UV son capaces de atravesar las nubes. Lo mismo pasa con el viento, que aunque cause una sensación de frescor, esto puede producir que no nos demos cuenta de que nos hemos quemado.

Evitar el sol previene el envejecimiento

falsos mitos sobre el bronceado - una vez moreno no te quemas
Fuente: pexels

Se oyen muchos rumores de que el sol es uno de los principales factores que intervienen para que nuestra piel parezca más vieja. Aunque puede influir, el envejecimiento es algo natural y todo el mundo debería aceptarlo como una etapa más de la vida.

Después del rojo gamba, viene el moreno

Otra de las creencias habituales es pensar que una vez que nos hayamos puestos rojos como una gamba, el siguiente paso será que nuestra piel tome un color moreno, pero esto no es así, ya que cuando nos quemamos, nos afecta a la capa superficial de la piel, que terminará pelándose por lo que en vez de un color bonito, tendremos un aspecto desastroso.

Debajo de la sombrilla, no me quemaré

falsos mitos sobre el bronceado - tomar sol en la sombrilla
Fuente: pixabay

Tengo que reconocer que esto no lo sabía y que pensaba que al estar en la sombra, no sería posible que me quemara, pero está comprobado que al menos el 30% de la radiación ultravioleta nos llega aunque estemos en la sombra, por lo que también es importante que utilicemos algún tipo de crema para protegernos.

También queremos compartir con todos vosotros el siguiente vídeo publicado en Youtube por el usuario Hola Chile La Red donde hablan sobre falsos mitos sobre el bronceado, así como algunas recomendaciones a la hora de tomar el sol.

¿Conocíais algunos de estos falsos mitos sobre el bronceado que os hemos traído hoy? ¿Qué soléis hacer cuando os disponéis a tomar el sol? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here