Descubre estos ingeniosos trucos con palillos de dientes que puedes aplicar en tu cocina y que os ayudarán a conservar mejor los alimentos. Cuando los conozcas, te empezarás a preguntar cómo has podido vivir hasta la fecha sin saber de ellos.

Todo el mundo tenemos en casa un recipiente lleno de mondadientes, esos palillos de madera a los que acudimos siempre que se nos queda algún resto de comida entre nuestros dientes. Aunque todo el mundo los utiliza, los expertos avisan que no es bueno abusar de ellos ya que podrían provocar enfermedades en nuestras encías. No obstante, siempre podemos buscarles un uso alternativo que nos solucione ciertos problemas cotidianos. Es lo que pretendemos con estos trucos con palillos de dientes que podemos utilizar en nuestra cocina.

1. Hacer un original ramo de fresas

Se trata de una idea decorativa que podría formar parte de cualquier mesa. Para hacerla realidad, lo que se necesita es una bola de corcho que colocaremos sobre una estructura segura. A continuación, lo que haremos será ir clavando palillos en las fresas para luego colocarlas en esa bola de corcho hasta crear la forma deseada. Ideal para sorprender a nuestros invitados a comer.

2. Mantener los alimentos frescos

Hay muchas formas de mantener frescos los alimentos, pero ninguna tan sencilla como esta que os presentamos y que forma parte de nuestro listado de trucos con palillos de dientes. En muchas ocasiones, a la hora de cocina, utilizamos sólo un trozo de pepino o de limón. El resto, lo solemos guardar en la nevera, pero si no tenemos cuidado, se echará a perder muy rápidamente. Para evitar esto, podemos coger el extremo que hemos utilizado y colocarlo con la ayuda de un palillo sobre la otra mitad. De esta forma no se resecará tan rápido.

3. Crear unas “piernas” para tus patatas

En esta ocasión, se trata de un truco para cocinar patatas en el microondas. La idea es que este tubérculo no entre en contacto con el suelo del electrodoméstico para que el calor le dé por todos lados de igual forma. Para ello, nada más sencillo que utilizar cuatro de estos palillos.

4. Trípode para la mantequilla

Siguiendo la idea de la patata que os hemos explicado anteriormente, también podemos utilizarlo para ablandar la mantequilla por todos lados igual. La idea sería clavar esos palillos y cuando la mantequilla llegase hasta el suelo, sería la señal de que está en su punto idóneo para ser untada con suavidad.

5. Preparar mini tortitas de frutas

Una idea que puede ser utilizada tanto para el desayuno como para la merienda de fin de semana. Gracias al uso de estos palillos de dientes, podremos clavar trozos de frutas sobre nuestras tortitas, llevándonoslas a la boca sin tener que utilizar ningún tipo de cubierto.

6. Hacer brotar los boniatos

El cuidado de las plantas no es nada sencillo, además de gustarte, es necesario tener algo de mano. Con las verduras y hortalizas pasa lo mismo. Por este motivo, dentro de nuestro listado de trucos con palillos de dientes, os queremos enseñar un método para conseguir que nuestros boniatos broten. Lo que hay que hacer, es colocar medio boniato en el interior de un tarro con agua. Con la ayuda de los palillos, conseguiremos que la otra mitad quede fuera. Lo dejaremos en una zona con mucha luz solar y esperaremos a que las raíces broten antes de plantarlos.

7. Cocinar como un gran chef

Si queremos preparar algún plato de carne rellena, por ejemplo pechuga de pollo, si no tenemos cordón para atarlas, podemos utilizar estos palillos para fijarlas y evitar que todo el relleno se salga. En mi casa mi madre siempre lo utilizaba cuando preparaba jamón de york relleno de queso.

8. Evita que la tarta se seque

Aunque no es lo normal, se puede dar el caso de que sobre algo de tarta de cumpleaños. Si no se tiene cuidado, el bizcocho se secará adquiriendo una textura poco atractiva. Para que esto no ocurra, siempre podemos colocar rebanadas de pan de molde sobre los bordes, fijándolas con la ayuda de un palillo. De esta forma, nuestra tarta no se secará.

9. Asegurarse que el bizcocho está bien horneado

Si te gusta preparar bizcochos para tus familiares, pero nunca sabes cuando está bien horneado, utiliza un palillo para que te de la respuesta. El método es muy sencillo. Lo que debes hacer es pinchar el bizcocho con el palillo y si sale limpio es que ya está listo y hay que sacarlo. Si por el contrario sale manchado de masa, habrá que esperar un poco más de tiempo.

10. Escribir mensajes secretos

Por último, lo podemos utilizar para escribir mensajes secretos en los plátanos. Una vez que se empiecen a secar, el mensaje verá la luz, sorprendiendo al destinatario.

En esta entrada os hemos dejado un pequeño listado de trucos con palillos de dientes, pero seguro que en vuestra cabeza os rondarán muchas más ideas. Si es así, os animamos a que las compartáis con todos nosotros. ¡Os estamos esperando!

Las imágenes y la información que aparecen en esta entrada han sido sacadas del sitio web faithtap.com.

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here