El mundo esta lleno de leyendas urbanas. Unas son aterradoras, otras misteriosas y otras, sencillamente, son desternillantes. Sin embargo son solo leyendas, que no pueden ser verdad, ¿o sí? Pues parece ser que algunas sí. Hemos encontrado unas cuantas sobre sexo que han resultado ser ciertas, ¿te hará esto sentirte un poco más incómodo en la cama?

10. Hay gente que se ha quedado enganchada practicando sexo

candado
Parece de pesadilla pero en realidad puede ocurrir. Imagínate, estas en la cama con tu chica, la cosa se calienta y empezais a hacer el amor, cuando de repente tienes un dolor espantoso en el pene y te das cuenta de que no puedes sacarlo de la vagina de tu chica. A esto se le llama penis captivus (lo sabemos, suena horrible) y aunque sea muy bizarro suele haber un par de casos al año en todo el globo, por lo que es una afección muy muy poco común. De acuerdo a las revistas médicas, el penis captivus ocurre cuando una mujer con vaginismo tiene espasmos muy intensos al hacer el amor con un varón. Como el pene se llena de sangre y se hincha, es imposible sacarlo de la vagina la cual lo retiene, siendo dolorosísimo el simple acto de intentarlo.

9. Una chica se quedó embarazada mediante sexo oral

embarazada
A más de uno nos suena esta leyenda urbana. Sin embargo no es del todo leyenda puesto que a una niña de quince años de Zimbabwe le sucedió. Os explico, el incidente se produjo cuando esta misma niña fue sorprendida por su marido en pleno sexo oral con su amante. El marido le propinó dos puñaladas que le desgarraron el estómago, llegando al hospital casi insconsciente. Alrededor de 278 días después y ya sana y salva, vuelve al hospital por unos dolores que tenía en la tripa. La sorpresa de los médicos fue mayúscula cuando se cercioraron de que, primero, no tenía vagina (solo un simple hoyuelo en su lugar) y que, segundo, esperaba a un bebé. Dado que no tenía vagina, no podía quedarse embarazada por el método tradicional. Los médicos llegaron a la conclusión que el incidente con su marido meses atrás tuvo mucho que ver en este acontecimiento. Resulta que algún espermatozoide escapó de su estómago durante la puñalada y, debido al desgarro, se alojó en la zona reproductiva de esta chica, obrándose así este milagro.

8. Existe una pildora que provoca orgasmos

pildoras
Si nos ponemos a leer el prospecto de muchos de los medicamentos que tenemos en casa y observamos la sección de efectos secundarios, veremos que no suelen ser muy amistosos, incluso muchos de ellos pueden llegar a causar la muerte. Sin embargo, los efectos secundarios de la clomipramina son la excepción que confirma la regla. Muchos estudios han demostrado que el fármaco, que se utiliza como antidepresivo, puede provocar orgasmos si se bosteza después de tomarlo. Una mujer, incluso, testificó que ella continuó tomando la droga mucho después de curarse su depresión. Sin embargo, no a todas las personas que bostezan tomando la clomipromina les ocurre, según las estadísticas, solo un 5% de los pacientes reconocen haber sufrido un orgasmo al efectuar esta práctica.

7. Una mujer usó una lengua de ciervo para estimularse sexualmente

lengua-ciervo
Los seres humanos han utilizado juguetes sexuales desde tiempos inmemoriales, pero el incidente que te contamos hoy se lleva la palma. Publicado en la edición de 1990 de la revista American Journal de Medicina Forense y Patología, en el artículo científico titulado “Xenolingual Autoerotismo“, se detalla cómo una lengua de ciervo muerto quedó atascado en el interior de la vagina de una mujer de 29 años después de que ella lo utilizase como juguete sexual. Durante una visita a su ginecólogo, esta mujer se quejó de que hacía tiempo que no le bajaba la regla, y también mencionó un olor desagradable en su área genital. Las pruebas revelaron que tenía un objeto extraño alojado en su vagina. Lo que daríamos por ver la cara del ginecólogo cuando retiró el objeto, lo analizó y se dio cuenta de lo que era.

6. Quedarse embarazada estando embarazada

embarazada2
Suena imposible que una mujer quede embarazada estando ya embarazada. Sin embargo, aunque es muy poco frecuente, puede ocurrir. La superfetación se produce cuando una mujer todavía experimenta la ovulación, incluso después de quedar embarazada. La relación sexual posterior da lugar a la fecundación de ese segundo óvulo, que se adhiere a la pared del útero. Aunque muchos animales experimentan superfetación comúnmente, son muy raros los casos entre los seres humanos. La literatura médica ha registrado menos de una docena de casos en toda la historia.

5. Un concurso sobre quién tenía mas bebés

familia-numerosa
Aunque nos gustaría creer que ninguna mujer en su sano juicio podría unirse a un concurso para dar a luz a la mayor descendencia , un abogado logró convencer a mujeres de toda una ciudad para hacer precisamente eso, durante toda una década. Charles Vance-Millar, un rico soltero de la ciudad de Toronto, escribió en su testamento que cedería su enorme patrimonio a la mujer que diese a luz a la mayor cantidad de bebés dentro de un período de 10 años. Su muerte el 31 de Octubre de 1926 provocó lo que se conoce como el Toronto Great Stock Derby, algo así como un baby boom pero con afán de competición. Al final, dos mujeres resultaron ganadoras con nueve hijos en un periodo de diez años, repartiéndose así 125.000 dólares para cada una.

4. Mucho sexo puede dejarte ciego

Blind traveler
Nuestros abuelos nos lo han repetido una y otra vez, la masturbación puede dejarte ciego. Todo esto era un leyenda hasta que un hombre de 66 años de edad, lo experimentó en sus propias carnes cuando, cada vez que tenía un orgasmo, se quedaba temporalmente ciego. Los expertos médicos, más tarde, se enteraron de que su afección era causada por una pérdida temporal de la visión conocida como ceguera monocular transitoria. Descubrieron que el culpable de todo esto era la vasoconstricción. En otras palabras, el orgasmo del hombre en realidad restringía el suministro de sangre a los ojos durante el sexo, haciendo que brevemente no tuviera visión alguna. Aforunadamente, mediante vasodilatadores, este hombre pudo llevar una vida sexual sana y sin apagones.

3. El hombre que se grapó el escroto

grapadora
Un hombre de 40 años, empleado en una ferretería, tenía la costumbre de masturbarse cerca de un recoge-lonas durante su almuerzo. Por cierto, aprended de este hombre y no lo hagais nunca. Durante una de estas sesiones, el escroto se le quedó atrapado en la máquina, y se desgarró el testículo izquierdo. La mayoría de los hombres en tal situación nos pondríamos a gritar como locos o, por lo menos, a ponernos en cuclillas. Este hombre, sin embargo, se limitó a cerrar la herida con ocho grapas de alta resistencia y fue a terminar su turno. Ni siquiera fue a buscar ayuda médica. Una semana más tarde, apareció por el hospital con unas fiebres altísimas debidas a la infección de los testículos. Inicialmente, él culpó a la empresa de ser un accidente de trabajo. Al final, se vio obligado a confesar la humillante realidad.

2. La lactancia masculina es posible

junior
Contrariamente a la creencia popular de que la lactancia es una función puramente femenina, se ha documentado que, los hombres, también son capaces de producir leche y de dar el pecho. Los investigadores creen que algunos hombres pueden lactar debido a un aumento de la prolactina -la hormona que también es responsable de la lactancia femenina- Ciertos medicamentos y trastornos pueden afectar la glándula pituitaria del varón y causar que se libere más prolactina de lo habitual. Algunos científicos han señalado también que mediante una estimulación manual del pecho masculino, es suficiente para causar la lactancia. El autor y científico Jared Diamond, añadió que la lactancia masculina puede ser muy útil en los tiempos modernos, ya que para las mujeres es muy dificil combinar la lactancia con la vida laboral. Estando dos, sería mucho más sencillo.

1. Gente que se infecta de SIDA deliberadamente


Esta es una historia que verdaderamente deseariamos que solo fuese una leyenda urbana. Por desgracia, la tendencia de ser infectado deliberadamente con el virus del SIDA es demasiado real. Conocido como bug chasing, esta práctica se refiere a la acción de tener sexo con gente que padece de SIDA sin protección, deliberadamente.  Aún no está claro el por qué  de la gente que quiere ser infectada. Algunas de las posibles razones podría ser el deseo de encajar, la búsqueda de la emoción, o simplemente, ignorancia ante los síntomas horribles de esta enfermedad. Un hombre llegó a afirmar que él quería adquirir el SIDA con el fin de poder disfrutar del sexo sin tener que preocuparse acerca de si podía contraer el virus o no.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here