Disfrutar de una casa limpia de polvo es una de las tareas domésticas más aburridas y más complicadas de conseguir. Para que por mucho que limpiemos, nunca conseguimos acabar con esas molestas partículas. Si no os lo creéis, hacer la prueba, limpiar un mueble y veréis como al poco tiempo vuelve a haber polvo sobre su superficie, más aún si se trata de muebles oscuros, donde el polvo se nota muchísimo más. Para los que estéis cansados de esta situación y queráis acabar definitivamente con el polvo, hoy os traemos una recopilación de trucos caseros de limpieza con los que podréis disfrutar de una casa limpia de polvo, y lo mejor de todo, sin mucho esfuerzo y utilizando objetos que solemos tener por casa. Sigue leyendo porque lo que os traemos os gustará.

1. Utilizar toallitas de bebé para tener una casa limpia de polvo

Fuente: Kevin Jump

Las clásicas toallitas húmedas utilizadas para limpiar a los bebés, pueden ser nuestras grandes aliadas a la hora de limpiar nuestro ordenador. Una vez que hayamos sacudido toda la suciedad que pudiera haber entre las teclas, coged una de estas toallitas y limpiar el teclado para acabar con la suciedad incrustada. El líquido que hay en esas toallitas, además de acabar con la suciedad, hará pase más tiempo hasta que el polvo vuelva a aparecer.

2. Utilizar suavizante de la ropa

Si lo que andamos buscando es un producto que evite que el polvo se adhiera a la superficie de nuestros muebles, una de las mejores soluciones es utilizar suavizante de la ropa. Lo que hay que hacer es mezclar en un recipiente 1 parte de suavizante con 4 de agua. Luego con un trapo iremos limpiando la superficie de los muebles. Esto retardará la aparición de polvo.

3. Suavizante para sábanas como repelente de polvo

Fuente: Andy Melton

En este caso, se trata de un remedio pensado para limpiar las pantallas de los aparatos electrónicos. Diluye un poco de este producto en agua y con la ayuda de una gamuza suave, limpia la superficie de esos aparatos. Gracias a esto, estaremos consiguiendo que el polvo no se vuelva a posar durante un tiempo.

4. Utiliza guantes

Fuente: squarespace

Otro de los trucos que podemos aplicar para tener una casa limpia de polvo, es utilizar unos viejos guantes de tela para limpiar objetos decorativos delicados como lámparas, jarrones o marcos de fotos. Este tipo de material, ayuda a que el polvo se adhiera mejor que si fuera un trapo normal.

5. Pinceles de cerdas suaves

Fuente: idelio

Cuando tengamos que eliminar el polvo en lugares muy estrechos, el uso de pinceles suaves puede ser una buena opción, ya que podremos llegar a esos sitios donde nuestra mano o el trapo no llegan.

6. Medias viejas

Fuente: pixabay

¿Por qué arrojar esas medias viejas que ya no utilizamos si podemos utilizarlas para tener nuestro hogar mucho más limpio? El material con el que se fabrican, es ideal para acabar con el polvo de cualquier rincón de nuestro hogar. Lo único que tenemos que hacer es engancharlas en un palo y pasarlas por debajo de los muebles o la cama, lugares donde el cepillo difícilmente llega. Nos sorprenderemos de la cantidad de polvo que recogeremos con ellas.

7. Calcetines viejos

Fuente: pixabay

Al igual que el caso anterior, los calcetines viejos pueden ser un gran aliado a la hora de limpiar. Está pensado para acabar con el polvo que se acumula en las persianas de las ventanas. Lo que debemos hacer es utilizarlo como si de un guante se tratase para acabar con toda esa suciedad.

8. Reutiliza las fundas de almohadas

Si tenemos en alguna habitación de nuestro hogar un ventilador de techo para refrescarnos en los días calurosos, podemos acabar con el polvo que se acumulan en sus aspas utilizando las fundas de las almohadas. La idea es colocar una en cada aspa para acabar con él sin que se extienda por el resto de la habitación.

9. Rollo de papel higiénico

Fuente: zena

Hay muchos lugares de nuestra casa a los que no podemos llegar con el mango de la aspiradora. Si esto ocurre, la solución es muy fácil. Lo único que necesitáis es conseguir un cartón de papel higiénico con el que poder llegar a todas esas partes.

10. Limpiar siempre de arriba a bajo

Fuente: huffpost

Más que un truco, se podría considerar una recomendación. Quizás pueda parecer una tontería, pero puede ayudarnos a ahorrar tiempo y esfuerzo, ya que el polvo que pueda caer luego será eliminado en la siguiente pasada.

Pero si con lo visto hasta ahora no habéis tenido suficiente y queréis conocer más trucos para disfrutar de una casa limpia de polvo, os dejamos el siguiente vídeo publicado por el usuario Todo sobre insectos donde se explica una serie de pasos que podemos seguir para reducir la cantidad de polvo que se almacena en nuestra vivienda.

¿Qué soléis hacer vosotros para tener vuestra casa limpia de polvo? ¿Utilizáis algún truco en especial o simplemente pasáis un trapo impregnado de algún producto químico de limpieza? Animaros y dejadnos vuestros comentarios, y si os ha gustado la entrada, compartirla con todos vuestros contactos.

Leave your vote
-2 points
Upvote Downvote

Total votes: 2

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 2

Downvotes percentage: 100.000000%

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here