A grandes males, grandes remedios, un refrán muy útil y que viene como anillo al dedo a la entrada que hoy os dejamos ya que en ella podréis contemplar un listado de chapuzas divertidas que algún lumbreras ha realizado alguna vez para solucionar ciertos problemas.

Por suerte, hoy en día es fácil encontrar solución para todo tipo de problemas, aunque en algunos casos, el remedio no sea todo lo ortodoxo que pudiera ser. Y es que una cosa hay que dejar bien claro, todo el mundo llevamos un gran “ingeniero” en nuestro interior, que sale a relucir únicamente en esos momentos que más lo necesitamos, llegando a proponer soluciones realmente locas. Algunos ejemplos son los que podéis ver en este listado de chapuzas divertidas que os dejamos a continuación, algunas de las cuales podrían ser perfectamente obra del gran McGyver.

1. Leer mientras te relajas en la bañera

Tras un largo día en el trabajo, no hay nada mejor que llegar a casa y disfrutar de un largo y placentero baño y que mejor que hacerlo con algo que te guste, como puede ser la lectura. Si es este tu caso y no quieres que el libro se moje, la solución ideal es esta que creó una niña de 8 años y que consiste en coger una correa de perro al que enganchar el libro para que se quede colgando sin tocar el agua.

2. Ver el partido en la televisión sin adaptador

La mayoría de los dispositivos móviles que hoy utilizamos, se pueden conectar a nuestras televisiones si utilizamos el adaptador correcto, pero hay ocasiones en los que la falta de algún cable hace imposible que en la televisión se vea algo que tenemos en nuestra tablet o smartphone. En esos casos, se puede hacer como hizo este gran inventor, que por medio de una cámara de vídeo fue capaz de llevar la imagen hasta su televisión.

3. Arreglar la puerta de la habitación

Tal vez por accidente o bien por un arrebato de ira, nos podemos encontrar en la situación de haber roto la puerta de nuestro cuarto. Arreglarla puede resultar muy sencillo si utilizamos un poster con el que tapar ese hueco, y si este tiene la cara de mala leche, mucho mejor.

4. Reloj roto

Si el reloj de tu cocina se ha roto y le faltan algunos números, se puede solucionar utilizando un folio en blanco en el que pintar el trozo que falte. Seguro que nadie se da cuenta de esta solución.

5. Batidora casera

Dentro de este listado de chapuzas divertidas, nos gustaría destacar esta solución para crear una batidora casera formada a partir de un taladro y unas tijeras. Puede parecer un poco arriesgado, pero funciona de lujo.

6. Columna a punto de caerse

No sé muy bien para qué sirve el cemento si con un poco de papel transparente de cocina se puede arreglar prácticamente cualquier cosa. Un ejemplo lo tenemos en esta columna, donde un poco de este material evita que se derrumbe. Pero no es la única chapuza que nos podemos encontrar en el mundo de la construcción, en la entrada que publicamos hace algún tiempo sobre arquitectos a los que se le fueron la pinza, podéis encontrar más ejemplos.

7. Cortar los matorrales

Si tenemos un gran jardín lleno de plantas y arbustos, tenéis que saber muy bien lo complicado que puede resultar tenerlo bien arreglado. Esto es lo que le pasaba al dueño de esta casa, que para recortar sus plantas, no se le ocurrió otra forma que hacerlo con el cortacésped subido a una grúa.

8. Jabón en los baños públicos

Esta solución está pensada para bares y baños públicos, para evitar que la gente se pueda llevar el jabón de ellos. Se trata de una gran solución para asegurarnos de que nadie lo roba, eso sí, tendremos que dedicar un poco de tiempo a forrarlo bien de cinta adhesiva.

9. Cambiar el retrovisor del coche

Los retrovisores de los coches suelen ser muy caros, más aún si son electrónicos. Pero si se te rompe uno de ellos, siempre puedes hacer como hizo el dueño de este vehículo, utilizar el espejo que traía su cepillo.

10. Evitar que el cable del cargador se caiga

Si la clavija del cargador de tu portátil ha cogido holgura y no se mantiene fija, prueba esta solución. Consiste en utilizar un poco de velcro para evitar que esto suceda. ¡Por qué no se me habrá ocurrido a mi antes!

11. Puerta del lavavajillas rota

Si la puerta de tu lavavajillas se rompe, no te preocupes y busca la forma de evitar que se abra sola. Por ejemplo, un palo de cepillo puede ser buena solución.

12. Cambiar el sillín de la bicicleta

Si a vuestra bicicleta se le ha roto el sillín, o peor aún, os lo han robado. Utilizad esta técnica, seguro que nunca más os lo robarán. El problema es que no tiene que ser muy cómodo la verdad.

Os dejamos también el siguiente vídeo donde se muestran algunas chapuzas pensadas para salir del paso.

No me negaréis que todos vosotros también habéis realizado alguna vez algunas chapuzas divertidas para solucionar ciertos problemas que han aparecido en un momento determinado. Animaros y compartir con todos nosotros vuestras experiencias. Quién sabe, lo mismo ayudáis a alguien con vuestras ocurrencias.

Podéis ver más ejemplos sobre chapuzas divertidas en la web boredpanda.com, sitio del que hemos sacado las imágenes que aparecen en esta entrada.

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here