Esta familia nunca tuvo que ver el episodio de Barrio Sésamo donde se explicaba lo que era grande y pequeño, ya que una y otra vez intentaban meter un sofá rígido en su pequeño coche. Lo intentaron de lado, inclinado e incluso desarmarlo pero nada de nada, por algún motivo ninguno de ellos se daba cuenta de que el sofá nunca llegaría a entrar en ese pequeño vehículo.

El vídeo fue grabado por un vecino que veía desde su casa esta cómica situación y que no dudó ni un momento en coger su móvil para grabar la situación y compartirlo con todo el mundo.

No sabemos si finalmente fueron capaces de transportar el sofá o si aún siguen intentándolo.

 

Dejar respuesta