La simple acción de abrir una cerveza se puede convertir en toda una odisea en muchos casos si no tenemos a mano un abridor que nos permita realizar esa acción. En ese momento de nerviosismo, sobre todo si tenemos sed, nos ponemos a buscar como loco cualquier cosa que podamos utilizar para abrirla. Toda esa búsqueda nos puede llevar a pensar en los objetos más extraños y sorprendentes, pero en muchas ocasiones es mucho más sencillo de lo que podemos pensar, y es que con una simple hoja de papel podemos abrir una cerveza.

Pensaréis que estoy loco o que eso es imposible, pero una vez que veas la técnica, te darás cuenta de que no es tanto la locura y que todo tiene su lógica. Esto mismo, puede ser llevado a la práctica con un billete.

Mira el siguiente vídeo que te dejamos y no te quedes nunca más sin poder abrir una cerveza.