A lo largo de nuestra vida, habrán sido muchos los momentos en los que hemos sufrido un ataque de hipo. Es una situación muy molesta ya que no puedes dejar de hacer ese molesto ruido. En ese momento, empezamos a tirar de todos los trucos caseros y consejos que nos han ido dando a lo largo de la vida, pero ¿funciona realmente alguno? Por suerte para todos vosotros, hoy en nuestro blog queremos mostraros el remedio definitivo para acabar con el hipo en tan sólo 30 segundos. Si estás interesado en saber cómo funciona, sigue leyendo y consigue vencer a este molesto problema.

¿Qué es el hipo y qué lo provoca?

acabar con el hipo - motivos de su aparición
Fuente: congnghe

Antes de nada, sería bueno conocer qué es el hipo, aunque puede ser que algunos de vosotros ya lo sepan. Para quien no sepa en qué consiste, se trata de una contracción involuntaria y repetitiva del diafragma que provoca una inspiración súbita de aire sin que lo podamos controlar.

Algunas de las situaciones más habituales que causan este problema, podemos encontrarnos:

  • Aquellas personas que comen demasiado rápido, son más propensas a sufrir ataques de hipo.
  • También suele aparecer cuando hemos ingerido grandes cantidades de comida.
  • Consumir alimentos con muchas especias, sobre todo si son picantes.
  • Beber líquido demasiado deprisa.
  • Consumir bebidas con mucho gas, por ejemplo Coca Cola.
  • Abusar de las bebidas alcohólicas.
  • Tener ansiedad o estar muy nervioso por cualquier situación.
  • Sufrir determinados problemas de salud como irritaciones de garganta, molestias en el estómago o neumonía.

Solución definitiva para acabar con el hipo en cuestión de segundos

acabar-con-el-hipo-estiramientos
Fuente: trucosdecasa

La duración de este problema puede ir desde unos pocos minutos, hasta varias horas. Durante todo ese tiempo, las personas podemos llegar a perder la paciencia por no saber cómo acabar con él. Por suerte, el remedio que os traemos hoy os ayudará a conseguirlo.

  1. Lo primero que tendremos que hacer será hacer una inspiración profunda y mantener el aire en nuestros pulmones mientras dura el ejercicio que vamos a realizar.
  2. El siguiente paso será colocar las manos en la parte superior del  marco de la puerta. Si no llegamos, deberemos buscar un sitio similar que nos permite realizar el siguiente paso.
  3. Con las manos apoyadas en la parte superior, inclinaremos nuestro cuerpo hacia delante. Debemos hacerlo hasta sentir como nuestra espalda se arquea, a la vez que nuestro abdomen se estira.
  4. Por último, mantendremos esta posición durante 30 segundos. Pasado ese tiempo, el hipo habrá desaparecido. Recordar que durante todo el proceso, deberemos haber mantenido en nuestro interior el aire inspirado en el primer paso.

Alternativas para acabar con el hipo

El remedio que os hemos explicado no es el único que podemos utilizar. Hay algunos otros que son igualmente válidos. A continuación os dejamos un listado con algunos de estos consejos caseros.

Respirar CO2

acabar-con-el-hipo-respirar-co2
Fuente: vidasaludableweb

Uno de los más sencillos es realizar algunas inhalaciones de CO2. Para ello, cogeremos una bolsa de plástico que llevaremos a nuestra boca. Sobre ella, realizaremos varias respiraciones. Con unas pocas repeticiones, habremos conseguido acabar con el molesto hipo.

Estirar el diafragma

Para llevar a cabo este método, lo que hay que hacer es inhalar lentamente hasta que sintamos que ya no podemos más. Sostendremos el aire durante 30 segundos. Luego lo exhalaremos lentamente hasta que los pulmones se vacíen por completo. Este ejercicio lo repetiremos cinco veces.

Comer una rodaja de limón

acabar-con-el-hipo-comer-limon
Fuente: uccdn

Al comer una rodaja de limón, lo que estaremos provocando es que nuestro organismo se “distraiga” debido a su sabor agrio. Esto nos ayudará a aliviar el hipo. Podéis añadirle un poco de azúcar para que sepa algo mejor.

Cerrar todos nuestros orificios

Puede parecer que este remedio sea una tontería, pero su resultado es asombroso. Lo que hay que hacer es cerrar todos los orificios de nuestro cuerpo. Para ello, con la ayuda de nuestros pulgares, cerraremos los agujeros de las orejas. Luego cerraremos los ojos y aspiraremos todo el aire que podamos. Con nuestros meñiques taparemos los agujeros de las narices. Cuando hayamos hecho todo esto, mantendremos la respiración durante algunos segundos, hasta que no podamos más. Al final, soltaremos todo y respiraremos con normalidad. Con esto, lo que conseguimos es que nuestro cuerpo empiece a respirar fuerte, olvidándose del hipo.

Vídeo sobre cómo acabar con el hipo

Para terminar con esta entrada sobre cómo acabar con el hipo en tan sólo 30 segundos, queremos compartir con vosotros este vídeo publicado en Youtube por el usuario Practicopedia donde se explica el motivo de la aparición de este molesto problema, así como algunos trucos y consejos para acabar con él.

¿Habías escuchado con anterioridad ese truco para acabar con el hipo en tan sólo 30 segundos? ¿Qué otros consejos darías a nuestros lectores para que el hipo no fuera un problema? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here