Si estás cansado de pasar calor en los meses de verano y quieres poner remedio a esta situación sin invertir mucho dinero, te invitamos a que descubras el siguiente proyecto DIY donde os explicamos cómo crear vuestro propio aire acondicionado casero utilizando materiales que podemos tener en casa.

Ahora que el frío por fin ha llegado, muchos nos acordamos del calorcito de los meses de primavera y verano pero luego, cuando llegan esos días de cuarenta grados a la sombra, bien que nos acordamos del frío o de una cerveza bien fría. Lo que está claro es que siempre nos tenemos que quejar por todo. Para que el calor no sea una incordio, os queremos explicar los pasos que podemos seguir para fabricarnos un aire acondicionado casero, quizá no sea el más avanzado tecnológicamente, pero por lo menos estaremos fresquitos sin la necesidad de tener que hacer una gran inversión en este tipo de aparatos. Sigue leyendo y descubre lo que necesitas para hacer realidad este proyecto DIY.

Antes de ponernos manos a la obra, será necesario conocer los materiales que utilizaremos para su fabricación, materiales que fácilmente podremos encontrar en casa o en cualquier ferretería de la zona por muy poco dinero.

  • 2 botellas de plástico de dos litros cada una de ellas.
  • Un ventilador pequeño.
  • Pistola de silicona.
  • Un cubo mediano de pintura vacío.
  • Tubo de PVC.
  • Una tabla de madera.
  • Un cuchillo.
  • Un martillo.
  • Taladro y broca.

Antes de empezar los pasos de fabricación, lo que debemos hacer es llenar las dos botellas de plástico con agua y meterlas al congelador para que se quede hecho un bloque de hielo.

1. Hacer agujero en la tapa del bote de pintura

Para crear nuestro aire acondicionado casero, lo primero que debemos hacer es coger la tapa del bote de pintura y cortar en ella un círculo del mismo diámetro que tenga nuestro ventilador. Debemos tener cuidado de que sea lo más preciso posible para que nuestro invento funcione de la forma más eficiente posible.

2. Añadir pestañas alrededor de la abertura

Del plástico que nos ha quedado tras realizar la apertura, cortaremos algunos trozos pequeños que pegaremos alrededor del círculo creado en forma de pestañas. Esto será utilizado como soporte para nuestro ventilador.

3. Cortar el tubo de PVC

El siguiente paso es uno de los más sencillos de todos. Deberemos coger nuestro tubo de PVC y cortar 5 trozos de 10 centímetros cada uno de ellos.

4. Hacer agujeros en el cubo de pintura

A continuación, lo que debemos realizar, son cinco agujeros alrededor del cubo de pintura. Para ello tenemos que ayudarnos de un taladro y una broca que tenga el mismo diámetro que los tubos de PVC que hemos cortado en el paso anterior.

Aquí hay que tener en cuenta, que a la hora de realizar los agujeros, asegurarnos de dejar una distancia de unos 10 centímetros entre eje y eje.

5. Colocar los tubos en los agujeros

Hechos los agujeros, cogeremos los tubos y los iremos colocando en cada uno de ellos. Para fijarlos y conseguir que no se caigan, los sellaremos con un poco de silicona a su alrededor, tanto por fuera como dentro de nuestro futuro aire acondicionado casero.

6. Marcamos la tabla

Ahora cogeremos la tabla de madera y colocaremos sobre ella el cubo de tal forma que quede la mitad dentro de la tabla y la otra mitad fuera. Luego, con la ayuda de un lápiz, marcaremos sobre la madera la semicircunferencia.

7. Cortar la tabla y colocar

Con la ayuda de una sierra, cortaremos la semicircunferencia que hemos marcado y la pegaremos en la parte superior del cubo, pero ligeramente inclinada hacia los tubos de PVC que hemos colocado.

8. Colocar la tapa del cubo

Cuando tengamos todo bien seco, colocaremos la tapa del cubo que habíamos cortado al principio de todo el proceso y a la que habíamos añadido pestañas.

9. Cortar las botellas congeladas

Con la ayuda del cuchillo, cortaremos las botellas de plástico para sacar el hielo de su interior. Este hielo lo pondremos dentro del cubo con cuidado de no romper la estructura creada.

10. Colocar el ventilador

El último paso será colocar el ventilador sobre el agujero del cubo. De esta forma, cuando el ventilador emita aire, al entrar en contacto con el hielo, saldrá por cada uno de los tubos más frío, creando una ambiente más agradable.

Os dejamos el siguiente vídeo publicado en Youtube por el usuario Drák Preepers donde se explica todos los pasos que hay que seguir para la fabricación de este original aire acondicionado casero.

Tras ver paso a paso como podemos fabricar un aire acondicionado casero, ¿te animarías a llevarlo a cabo? ¿Qué otros remedios sueles utilizar en los días de mucho calor para estar lo más fresquito posible? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Las imágenes que hemos utilizado a lo largo de toda esta entrada, han sido sacadas del vídeo que podéis ver un poco más arriba.

Leave your vote

-1 points
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 100.000000%

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here