Este camello iba a ser sacrificado, parece que en algún momento se dio cuenta y se mosqueó. El pobre camello va de un lado para otro sin comprender la situación y los hombres no hacen otra cosa que intentar apresarlo. El camello ya cansado agarra por la cabeza a uno de ellos de un bocado y lo manda bien lejos, a unos cuantos metros. Repito, le agarra la cabeza con la boca y lo manda por los aires. Otro vídeo más que demuestra que los animales tienen sentimientos, y el miedo es uno de los más fuertes que existen. Él ve que los dos energúmenos intentan apresarlo y él no hace otra cosa por defenderse.

¿Y tú? ¿Has montado alguna vez en camello? ¿Te gustó?

Coméntanoslo…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here