Todas las crías de cualquier tipo de animal suelen ser muy adorables pero esta cría de oso lo es aún más tras verla como disfruta cuando se sube a una tabla de surf junto con su cuidador. Es algo que ha hecho desde que nació y siempre que puede le gusta pasar tiempo subida en su tabla mientras se mueve con ella por la piscina que tiene para ello.

Este pequeño oso es capaz de entrar en la piscina por las escaleras como si de un humano se tratase, y luego nadar hasta llegar a su adorada tabla. Una vez allí y con la ayuda de su amigo, empieza su gran momento de diversión.

Lo que no sabemos es como lo hará en el futuro, cuando siga creciendo y llegue a su tamaño habitual.

Vía: Youtube

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here