Una de las ventajas que nos ofrece el invierno son las maravillosas estampas que nos podemos encontrar en la naturaleza, entre ellas lagos helados por los que poder caminar sin miedo a caernos dentro del agua. Habitualmente, sobre el hielo de estos lagos, aparece una capa blanca que no deja ver lo que hay debajo de nuestros pies.

Pero en esta ocasión, estos excursionistas se encontraron con una grata sorpresa cuando se encontraron con un lago helado en las montañas Tatras de Eslovaquia. Al andar sobre él, descubrieron que el hielo era totalmente transparente, dejando bajo sus pies una estampa única.

Vía: Youtube