Hacia mucho tiempo que no veíamos una sobrada de tales magnitudes. Este tipo que te mostramos hoy se propone un reto, cocinar una nube o un malvavisco, con el calor de la lava de un volcán y para ello se planta casi en el cráter con caña en mano para hacerlo. Claro está, la caña es muy larga, de lo contrario se quemaría. No te vamos a desvelar nada sobre el resultado de este absurdo experimento pero, la verdad, el vídeo no tiene desperdicio alguno. Prestad atención.

¿Y a ti como te gustan más las nubes? ¿Quemadas o sin quemar?

Coméntanoslo…

Dejar respuesta