Siempre pasa,queremos comer algo de comida rápida, inspirados por la hamburguesa de la foto (la cual luce preciosa) nos vemos obligados a pedírnosla. Lo que nos llega no tiene nada que ver con lo que hay en la foto del menú, es más, tiene una pinta repugnante. Pues bien, este hombre a ido cámara en mano a denunciarlo y a reclamar lo que es suyo.

Dejar respuesta