En época de vacas flacas, cualquier truquito para ahorrarnos unos buenos euros viene como agua de Mayo. Hoy te queremos enseñar cómo fabricarte tu propio exprimidor de naranjas, para que no tengas que comparte uno de plástico o uno de esos eléctricos que se mueven solos para facilitar la extracción del zumo. Para ello necesitamos objetos que no nos serán muy dificiles de conseguir: una botella de coca-cola de medio litro, una botella de plástico de dos litros, un vaso normal y corriente, un palo de los pinchos morunos y lo fundamental: naranjas o cualquier otra fruta que se pueda exprimir. A continuación te dejamos el vídeo para que veas el proceso.

¿Y tú? ¿Te atreves a fabricarte tu propio exprimidor?

Coméntanoslo…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here