Cómo sacarle el máximo provecho al entrenamiento con elípticas

En un mar de máquinas de cardio en los gimnasios, las máquinas elípticas destacan como el go-to de muchas personas y por varias razones. Aquí repasamos sus beneficios, a qué atender cuando se la ocupa, y por qué agregarla al gimnasio en casa será una muy buena idea.

entrenamiento en eliptica 1

Beneficios de ejercitarse con elípticas

Las máquinas elípticas son plataformas simples para hacer ejercicio de forma estática, al igual que una bicicleta de spinning o una trotadora. Pero, ¿qué las hace especiales? El hecho de que permiten trabajar varios músculos en conjunto, al mismo tiempo que se pueden realizar varias actividades a la par.

Ejercitarse en ellas se siente mejor en el cuerpo que la cinta de correr, ya que no causa dolor en las rodillas. Además, es fácil de usar, y permite hacer multitarea mientras se queman calorías, como ver tele o leer en el teléfono.

En otras palabras, la elíptica es una fantástica máquina de cardio que permite trabajar casi todo el cuerpo, en un entorno de bajo impacto. De hecho, su uso constante mejora la resistencia cardiovascular, sin someter a las articulaciones a tanta tensión; además, fortalece varios grupos musculares importantes, como el tronco y las piernas, a la vez que activa la parte superior del cuerpo.

entrenamiento en eliptica 2

Prepara tu rutina

Pero, por muy buena que sea la elíptica o cualquier otra máquina, si no se realiza el ejercicio adecuado para el cuerpo y el músculo que se quiera trabajar, no servirá. La verdad es que mucha gente no sabe cómo utilizarla de forma, que suponga un verdadero reto para el cuerpo.

Y es que existe la tentación de subirse a la elíptica y utilizarla hasta alcanzar un determinado número de minutos. Pero, es importante tener un plan que considere previamente el tiempo que se va a utilizar, según el objetivo de cada uno. Entonces, la meta es la que definirá la carga de equipo y los minutos de uso.

Encuentra el ritmo

En cualquier caso, es bueno recordar que no hay un número y un tiempo clave para todo los cuerpos. Como todo ejercicio físico, es importante escuchar al cuerpo y, si en una primera vez no se alcanza en el tiempo estimado, se puede ir agregando pocos minutos cada día.

Una buena estrategia para agarrarle el gusto a ejercitarse con elípticas es hacerlo con música. De esta forma, puede resultar más entretenido seguir el ritmo de tus pedaleos y ajustar la velocidad cuando la canción se vuelva más rápida o más lenta. Es como estar bailando.

entrenamiento en eliptica 3

Juega con la resistencia y la inclinación

La resistencia es lo que hace que los músculos cambien de forma. Por esto, como regla general, siempre se debe «sentir» la tensión al empujar y tirar de los pedales y el “manubrio”. Si es muy fácil y los pies vuelan en cada empuje, entonces hay que ajustar el modo para generar un poco más de resistencia.

No hay que preocuparse si no sale a la primera. Determinar la cantidad correcta de resistencia para los entrenamientos, puede requerir varios intentos. Sin embargo, vale aclarar que nunca está de más solicitarle ayuda o un consejo a un profesional del deporte, a fin de tener una rutina efectiva.

Con respecto a la inclinación, ésta reflejará el trabajo de los músculos de la parte trasera. En otras palabras, cuanto más alta sea la inclinación, más trabajarás los glúteos.

Ir arriba