Mucha gente que tiene mascotas en su casa intenta enseñarles ciertos trucos para que a una orden suya los lleve a cabo, pero esto no es posible con todos los animales. Es habitual hacerlo con perros, que suelen ser los más dóciles para esto, pero este hombre ha sido capaz de amaestrar a su conejo, así como lo oyen.

No se le ocurrió nada mejor que construir un pequeño carrito de cartón donde poder montar una cerveza para que cuando se lo pidiera, este conejito fuera a por ella y lo empujara hasta llegar a su dueño. La verdad es que se trata de una imagen muy tierna.