Nada mejor que empezar el año nuevo con una de las imágenes más tiernas que nos podemos encontrar. Se trata de dos pequeños de pocos meses, hermanos gemelos que mantienen una tierna conversación. No sabemos muy bien los temas que estarán hablando y si serán de gran importancia, pero lo que si sabemos es que a muchos de vosotros se os caerá la baba cuando veáis esta entrañable escena.

¿A qué son para comérselos?