Mirad lo fácil que puede ser realizar una copia casera de una llave utilizando elementos cotidianos que tenemos en nuestras casas como un mechero, una lata y unas tijeras. ¡Ni MacGyver en sus mejores tiempos!

Creo que a todo el mundo le ha ocurrido alguna vez que ha ido a abrir una cerradura con su llave y se ha encontrado en la situación de que ha perdido la llave, o no la encuentra. En esos momentos te entra por el cuerpo una sensación de impotencia y mala leche que te da ganas de acabar con todo, por eso es muy importante tener duplicadas siempre las llaves, para evitar estas situaciones. Hoy os vamos a enseñar un método para realizar una copia casera de una llave sencilla, utilizando para ello, objetos cotidianos que nos podemos encontrar por el hogar. Avisamos que no es complicado, pero hay que tener calma, sobre todo a la hora de cortar la llave. Empecemos con todo el proceso.

Tener la llave original a mano

copia casera de una llave - llave original

Este truco que os traemos hoy no hace maravillas. Sirve para hacer un duplicado de una llave, pero claro está, necesitamos tener la llave original para ello. Si no la tuviéramos, difícilmente podríamos fabricar una nueva que nos permitiera abrir ese candado o puerta que tantos problemas nos están dando.

Calentamos la llave con un mechero

copia casera de una llave - quemar con un mechero

Con la ayuda de un mechero que tengamos por casa, ya sea los que se utilizan para encender los cigarros o bien esos otros que son utilizados para las cocinas de gas, calentamos la llave hasta que esta se ponga negra. Si no sois de los que aguantáis muy bien el calor, os recomendamos que sujetéis la llave con unas tenazas mientras la quemáis.

Sacar molde con la ayuda de cinta adhesiva

copia casera de una llave - sacar molde cinta adhesiva

Una vez que esté negra la llave, la dejaremos sobre una superficie lisa y con la ayuda de un trozo de cinta adhesiva transparente que tengamos en casa, sacaremos un molde. Para ello, lo pegamos sobre la llave haciendo presión sobre ella y evitando que se hagan algún tipo de burbujas.

Despegarla con mucho cuidado

copia casera de una llave - despegarla con cuidado

El siguiente paso es despegar esa cinta con mucho cuidado. Veremos cómo hemos conseguido un molde perfecto de llave, molde que utilizaremos para generar la copia que estamos buscando.

Tapa de una lata de comida

copia casera de una llave - tapa de lata de conserva

Una vez que tenemos el molde, lo que necesitamos ahora es el material que utilizaremos para crear nuestra llave. Para ello, lo mejor es utilizar la parte inferior de una lata de comida.

Pegamos la cinta adhesiva

copia casera de una llave - pegamos la cinta adhesiva

Sobre la parte inferior de la lata, colocaremos la cinta adhesiva que contiene el molde, pegándolo lo mejor posible y sin ningún tipo de arrugas.

Cortamos la llave con la ayuda de unas tijeras

copia casera de una llave - cortamos la llave con unas tijeras

El siguiente paso es el más tedioso y delicado, ya que hay que cortar la llave con mucho cuidado, para que los bordes sean lo más parecido posibles a la original. Recomendamos utilizar para ello unas tijeras pequeñas con punta, para recortar bien cada una de las secciones y que no queden ningún tipo de rebabas que puedan provocar problemas a la hora de utilizar la llave.

Como ese tipo de material no es muy duro, es posible cortarlo sin mucho esfuerzo con la ayuda de unas tijeras bien afiladas. Eso sí, tened mucho cuidado de no cortaros con el metal afilado.

Resultado final

copia casera de una llave - resultado final

Una vez que lo hayamos cortado, deberíamos tener una copia casi exacta de nuestra llave, la cual podríamos utilizar para abrir la puerta, candado o cualquier otra cosa.

Probar que todo funciona bien

copia casera de una llave - probar la llave

El último paso sería probar que la llave funciona bien. Si vemos que no realiza bien su función, podríamos utilizar una pequeña lima para repasar los dientes de la llave. De todas formas hay que tener en cuenta una cosa, y es que este tipo de llaves nunca podrán sustituir a las que podemos conseguir en una ferretería, ya que el material que utilizamos es muy débil y se puede doblar con facilidad. Además, deberíamos tener mucho cuidado a la hora de utilizarla, ya que si se troncha y se queda dentro, sería necesario llamar a un cerrajero para que nos abriese la puerta.

Ah por cierto, lo negro de la llave que hemos quemado se puede quitar sin problemas con la ayuda de un trapo.

A continuación, os dejamos el vídeo donde podéis ver todo el proceso de la fabricación de una copia casera de una llave.

¿Pensáis que realmente es posible realizar una copia casera de una llave siguiendo los pasos que os hemos traído hoy? Animaros y probar a duplicar una de vuestras llaves, eso sí, ¡no os olvidéis de comentar con nosotros vuestra experiencia!

Las imágenes que aparecen en esta entrada, corresponden al vídeo que os hemos dejado y que fue subido por el usuario de Youtube DaveHax.

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here