Las cebollas, además de utilizarlas en la comida, se pueden utilizar para otras muchas cosas, algunas de ellas realmente curiosas. A continuación, podréis descubrir algunos sorprendentes usos de la cebolla que quizá no conozcáis.

La cebolla no es uno de los alimentos que mejor cae a las personas, sobre todo a los más pequeños, que intentan evitarla siempre que pueden. Pero a pesar de esto, se trata de uno de los alimentos que más beneficios aporta a nuestro organismo, motivos por los que los expertos en nutrición animan a que forme parte de nuestra dieta diaria. Los usos de la cebolla están orientados principalmente a la elaboración de platos de comida, pero se le puede sacar mucho más partido utilizándolos como remedios caseros para muchas cosas. Ya en la Antigua Grecia, los atletas bebían zumo de cebolla antes de competir, e incluso, se frotaban los músculos con este alimento para mejorar su rendimiento. Veamos a continuación algunos otros curiosos usos que podemos hacer de la cebolla.

1. Acabar con los dolores de oído y la otitis

Fuente: difundir

Los dolores de oído pueden llegar a ser realmente molestos y muy dolorosos. En esa situación, lo habitual es ir al médico para que vea que podemos tener ahí, pero si por lo que sea no podemos ir, podemos aliviar ese dolor utilizando un trozo de cebolla.

Lo primero que debemos hacer es sacar la parte central de una cebolla. Una vez que lo tenemos, hay que ponerlo en el interior de la oreja donde tenemos ese molesto dolor. La posición correcta es en el oído externo, y no en el interno. No lo metáis muy dentro para evitar problemas mayores.

Al poco tiempo, podréis comprobar cómo el dolor va desapareciendo, debido a que las cebollas tienen propiedades anti-inflamatorias y anti-bacterianas que ayuda a prevenir la infección. Un buen remedio casero para luchar contra la otitis.

2. Cicatrices quirúrgicas

Cada vez que pasamos por quirófano, salimos con una nueva cicatriz que se queda para siempre con nosotros. Si no tenemos cuidado, la cicatriz puede no quedar todo lo bien que desearíamos. Para lograr esto, podemos utilizar rodajas de cebolla.

Lo que debemos hacer es colocar esas rodajas en las cicatrices, esto ayudará a sanar la piel y a evitar que las cicatrices se oscurezcan.

3. Eliminar los cuerpos extraños que entran en el ojo

Fuente: Sanar

Cuando entra algún pequeño cuerpo extraño en nuestro ojo, la sensación de molestia es muy alta. Solemos frotarnos con un pañuelo o incluso darnos la vuelta al ojo para intentar que salga. Otra solución es utilizar una cebolla y utilizar su propiedad que tiene para hacernos llorar. Con esto conseguiremos que el ojo genere mayor cantidad de lágrimas y que esté mucho más humedecido, pudiendo acabar con ese pequeño cuerpo que se ha metido en nuestro ojo.

4. Combatir las quemaduras del sol

Fuente: Young Pink

En verano, cuando vamos a la playa o a la piscina y tras estar expuestos durante un largo periodo de tiempo a los rayos del sol, es normal que nos pongamos un poco o muy rojos, apareciendo al instante una sensación de escozor en caso de quemaduras. Para conseguir aliviar esa sensación, es bueno aplicar rodajas de cebolla en las partes quemadas, pero mayor será la sensación de alivio si además, previamente, la cebolla la teníamos metida en la nevera.

5. Detener el sangrado de las pequeñas heridas

Una pequeña herida se puede convertir en todo un martirio si no conseguimos cortar la hemorragia. Habitualmente, haciendo presión sobre ella, conseguimos este objetivo, pero para facilitar las cosas, podemos aplicar un poco de cebolla sobre la herida. Sus propiedades ayudarán a detener ese sangrado tan molesto, además de evitar que se infecte la herida, gracias a sus propiedades anti-bacterianas comentadas anteriormente.

6. Cataplasma de cebolla

Fuente: buenasalud

La cebolla también nos puede ayudar a acabar con el temido acné de nuestra piel. Para ello, es recomendable preparar una cataplasma a base de leche hirviendo a la que añadiremos una rebanada de pan. A continuación rallaremos cebolla y lo mezclaremos con la leche y el pan hasta crear una masa. Por último, sólo nos queda aplicar esa cataplasma sobre la zona afectada y dejar actuar durante una hora aproximadamente, antes de limpiarnos la zona con agua.

7. Acabar con las picaduras de los insectos

Cuando hemos sido picados por un insecto, y esa sensación de picazón no nos deja tranquilo, podemos utilizar un poco de cebolla sobre la zona. Notaremos como a los pocos segundos, esa sensación empieza a desaparecer.

En este vídeo que os dejamos a continuación, podréis ver más información sobre las propiedades de este rico alimento y los muchos beneficios que ofrece a nuestro organismo. Motivos más que suficientes para que forme parte de nuestra dieta diaria.

¿Os han sorprendido estos originales usos de la cebolla, los conocías ya? Animaros y dejar vuestros comentario sobre el tema que hemos tratado en nuestro sitio, ¡os estamos esperando!

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here