Es habitual entrar en una estación de metro de cualquier ciudad y encontrarnos un músico callejero con su instrumento en la mano intentando ganarse la vida. La mayoría de las personas suelen pasar de ellos, pero los niños son diferentes, sobre todo si escuchan música bonita y que les gusta.

Es el caso de esta pequeña, que no duda en ponerse a bailar con la música interpretada por uno de estos músicos en una estación de metro de Nueva York. Lo mejor de todo es que la gente que estaba a su alrededor, tampoco perdieron la oportunidad de imitarla y también se pusieron a bailar con ella.

Un vídeo muy adorable donde se muestra toda la inocencia de los más pequeños.

Vía: Youtube

Dejar respuesta