Muchas personas tenemos una concepción del ballet errónea ya que sólo vemos un espectáculo aburrido y muy serio donde todo sigue un protocolo que nadie se suele saltar, pero no siempre es así, tal y como nos demuestran estas bailarinas durante su actuación en el Gran Teatro de la Ópera de Viena, donde quisieron aportar un poco de humor a su actuación y por los sonidos que podemos escuchar durante el vídeo, vamos que si lo consiguieron.

Quizás muchos de nosotros tras ver esto, decidamos darle una oportunidad al ballet.