Cody Townsend es un experto esquiador que se dedica a descender por los sitios más peligrosos, pero su última hazaña se lleva la palma ya que se ha jugado la vida tirándose por una ladera prácticamente vertical que transcurre entre dos montañas con muy pocos metros de espacio entre ellas.

Las imágenes son realmente impactantes, más cuando ves como la pista se va reduciendo de tamaño con el paso de los metros.

Se trata de un vídeo cuyas imágenes son impactantes y muy bellas.