Actualmente, Corea del Norte vive gobernada por una dictadura que ha sido presidida por las tres generaciones de la familia Kim. Este país se encuentra aislado del mundo completamente: no saben nada del exterior, su historia ha sido modificada para rendir más culto a sus gobernantes, no tienen Internet, es el único país en el que los guardias de su frontera miran al interior en vez de al exterior para que no escape nadie… Día a día se vulneran los derechos humanos en Corea del Norte inflingiendo castigos severísimos que pueden llegar incluso a la muerte por, por ejemplo, realizar llamadas al extranjero o ver películas de Hollywood. Esta chica norcoreana nos cuenta el calvario de ella y su familia como refugiados en China…

¿Y tú? ¿A que estarías dispuesto por disfrutar de la libertad?

Coméntanoslo…

Dejar respuesta