El mundo del flamenco es un mundo duro y que necesita que tengas ese toque especial o “duende” para poder interpretarlo, ya sea cantando, tocando o bailando, como lo hace este niño de sólo 2 años. El chiquitín sorprende a toda la familia con sus pases flamencos.

Dejar respuesta