Cuando pasamos por la calle y vemos a alguien pidiendo una limosna por la calle vemos que, casi siempre, porta un cartón con un mensaje escrito. Pues bien, un estudio de diseño gráfico se ha fijado en esas letras y ha creado tipografías que se pueden comprar en Internet y cuyo dinero va destinado directamente a ellos.

Dejar respuesta