El día de la boda de uno está marcado de grandes momentos que perdurarán en la memoria por el resto de nuestra vida. Además del “sí quiero”, un momento muy emotivo es el primer baile ya como marido y mujer, un baile que la mayoría de las parejas se decanta por el tradicional vals, pero siempre hay algunas más atrevidas que intentan sorprender a los asistentes.

Es el caso de esta pareja que decidió interpretar la canción de la banda sonora de la película “Dirty Dancing”, incluido el famoso salto. En este caso contaban con la ventaja de que el hombre era profesor de baile, lo que decía mucho a su favor.