La historia de este tipo te dejará con un tremendo nudo en el estómago. Él, un marine retirado, habia participado dos veces en la guerra de Irak y en su retiro, disfrutaba de su empleo como policia. Antes de ser asesinado en su propio coche hizo su último acto de bondad en una hamburguesería.

Dejar respuesta