Indagando por la red me he encontrado este corto de animación time-lapse que me ha llamado muchísimo la atención. No es por la técnica utilizada, técnica que requiere de muchas horas de trabajo ya que cada fotograma hay que cambiarlo a mano, fotografiando y fotografiando cada movimiento, si no por lo original del trabajo. Veréis, este corto está hecho con tazas de café, pero no precisamente con las tazas, si no con los dibujos que se le hacen en la superficie del cafe que tan de moda está ahora. Os dejo que lo veais, pero de verdad, no tiene ningún desperdicio. Una idea muy original y una historia muy emotiva.

¿Y a ti? ¿No te han entrado ganas de beberte un café?

Coméntanoslo…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here