A los padres de esta pequeña no se le ha ocurrido mejor cosa que regalarle una tarta de cumpleaños y la verdad es que parece todo un acierto viendo como disfruta devorando su dulce regalo.

Se trata de un vídeo muy divertido que conseguirá arrancarte una sonrisa cuando la veas con que ganas mete la cara completa en la tarda y después verla con todo manchado. Lo que no sabemos es como se lo pasarán sus padres después para limpiarla.

La verdad es que no es lo más saludable, pero da gusto verla disfrutar por un día.