Hoy os traemos uno de esos vídeos protagonizados por bebés que harán que se te caiga la baba cuando lo veas. Se trata de un pequeño de pocos meses de edad que ante el baile de su perro no puede dejar de reírse y por ende tú tampoco podrás dejar de reírte cuando lo veas, ya que se ha demostrado que la risa de los más pequeño es contagiosa.

Se trata de una escena muy tierna de este pequeño y su gran amigo.