Las distintas vibraciones musicales pueden crear diferentes patrones que pueden ser visibles al ojo humano siempre y cuando se utilice algún otro elemento externo como agua, sal o arena. Aprovechando esto, el músico y amante de la ciencia Nigel John Stanford lo ha utilizado en su último vídeo musical creando una composición realmente sorprendente y hermosa.

En el vídeo se puede ver un experimento musical donde se ve como reaccionan diferentes elementos a la vibración de las ondas musicales, creando algo único y muy llamativo, y todo ello a la vez que crea música.

Vía: Youtube