No hay cosa más hermosa en la vida que ver a un niño pequeño jugando y divirtiéndose. A esas edades los niños tienen la facilidad de hacer muchos amigos, sean personas o animales, pero el protagonista de este vídeo se ha echado uno muy original, ¡un delfín!.

El niño pasaba un día en un acuario cuando de repente un delfín se le acercó y empezó a jugar con él con su pelota. El niño se la tiraba una y otra vez mientras que el delfín se la devolvía. Todo esto bajo la mirada atenta de sus padres.

Esta situación es habitual verla en los espectáculos de zoos y acuarios, pero nunca con esta naturalidad que se puede ver en este vídeo.

Vía: Youtube

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here