Las vacunas son uno de tus mayores enemigos en la infancia, pero lo de este chico es disparatado. Es más, he visto reos condenados a muerte más tranquilos que este chico, el cual le da un ataque de terror cuando le dicen que van de camino a vacunarle.

Dejar respuesta