Hay niños que nacen con el ritmo en el cuerpo, es el caso de este chavalín que toca la batería. Le ofrecen la oportunidad de tocar junto a una orquesta, y a pesar de ser tan pequeño, los deja a todos con la boca abierta. Incluso se hace un mini-solo.

Dejar respuesta