Uno de los momentos más emocionantes para cualquier padre es el momento en el que su hija aprende a caminar. Son días y semanas muy complicadas tanto para ellos como para el pequeño, ya que durante esos días no para de caerse y llorar a causa de los golpes y de los miedos que suelen coger, pero cuando empiezan a dar sus primeros pasos sólo, a todo el mundo se le ilumina la cara de felicidad.

Esto es lo que ha querido compartir con todos nosotros el padre de la pequeña Lucy, que durante todo el proceso en el que tardó su hija en soltarse a andar, la grabó en el mismo sitio para ver su evolución. Al final del vídeo se muestra como la pequeña ya no necesita de nadie para desplazarse.

Un vídeo que despierta una gran ternura a todas las personas.

Vía: Youtube

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here