Charlie es un perro callejero que fue encontrado perdido por las calles de Los Ángeles. Fue acogido por un refugio de la zona, pero lamentablemente, si Charlie no era adooptado en un plazo de dos semanas, tendrían que sacrificarlo. Una asociación de peluquería canina que se dedica a poner bonitos a perros abandonados para que sean más atractivos para sus nuevos dueños, se puso manos a la obra con Charlie para que encontrara unos papás. El resultado es verdaderamente asombroso. La buena noticia es que, a los dos días del cambio de look, Charlie encontra a una pareja que quiso adoptarlo. Bonito, ¿verdad?

¿Y tú? ¿Has pelado alguna vez a un perro?

Coméntanoslo…

Dejar respuesta