El perro de este vídeo y el bebé mantienen una estrecha amistad pero de vez en cuando al animal se le va un poco la cabeza y le quita los juguetes al pequeño. Cuando esto ocurre, el bebé empieza a llorar desconsoladamente cosa que provoca en el perro una acción inmediata, que no es otra que la de consolarlo hasta que se calle.

Para ello no duda en traerle al pequeño todo tipo de juguetes y cosas que hay repartidas por la casa hasta que finalmente lo consigue.

Un vídeo muy divertido y emotivo que demuestra lo listo que pueden llegar a ser los animales.

Vía: Youtube

Dejar respuesta