Los pit bull tienen fama de ser animales peligrosos aunque esto no es cierto, incluso en muchas ocasiones se convierten en animales de lo más simpáticos, como el protagonista de este vídeo que reacciona de una forma muy sorprendente cuando entra en la cocina y se encara con una piña.

No sabemos muy bien que se le pasó por su cabeza al ver esta fruta, pero su reacción fue ponerse a ladrar para atemorizarla. Claro está, la piña pasaba de él olímpicamente :-).

A pesar de esto, el perro siguió ladrando incluso cuando su dueña le decía que no pasaba nada, es más, en vez de callarse, cuando le acercaban la piña, se alejaba atemorizado.

Para los que tienen miedo de estos animales, para estar a salvo ya sabéis lo que tenéis que llevar siempre encima. Una piña.