Esta claro que cuando te viene un apretón, te viene y no puedes remediarlo. Eso mismo le pasó a este rapero que, en medio de un concierto, tuvo que ir al baño a hacer sus cositas. No paró de cantar en ningún momento, muy profesional todo.

Dejar respuesta