En los meses de otoño e invierno es muy habitual subirte a tu coche y encontrarte los cristales empañados. Cuando esto ocurre hay que coger una bayeta para limpiarlos o bien poner el aire del coche para que se desempañen. Esto es debido a la humedad que hay dentro del vehículo, por lo que para terminar con este problema, lo primero es terminar con esta humedad.

Para ello hay un truco que funciona muy bien y que es muy fácil de hacer. Para ello sólo necesitamos arena para gatos en el interior de un par de calcetines viejos, el resultado os sorprenderá.

En el siguiente vídeo se explica todo el proceso.

Vía: Youtube

Dejar respuesta