Ya sabemos que en Japón son únicos a la hora de crear nuevas máquinas que nos hagan la vida un poco más fácil, pero esto que os traemos hoy es la leche.

Resulta que tantas gambas a la plancha consumen al día, que han desarrollado una máquina que les permite prepararlas en cuestión de segundos y sin tener que intervenir el cocinero, bueno, lo único que tendría que hacer es poner el marisco en la máquina y pulsar el botón.

Esta máquina lanza las gambas a gran velocidad por un circuido formado por una sección de harina, otra de aceite y por último una de fuego, donde se harán. La verdad es que el resultado es muy curioso y las pintas no están nada mal. Quién sabe, lo mismo en unos meses también las vemos en los restaurantes de nuestro país.

Si te ha gustado, te invitamos a que lo compartas con todo el mundo.

Vía: Youtube

Dejar respuesta