Las cosas no siempre salen como uno planea, más aún si se trata de algún invento que estamos desarrollando. Es mucho el trabajo que hay detrás de cada descubrimiento, incluso en algunos casos, los científicos se juegan su propia vida. Hay muchos ejemplos de inventores que han fallecido por culpa de sus propios inventos. Hoy os traemos un listado de algunos de estas personas que arriesgaron su vida por la evolución del hombre.

Marie Curie

Seguramente, muchos de vosotros ya conoceréis la historia de esta mujer. Fue la encargada de descubrir el radio y el polonio, junto con su marido. Su trabajo constante, le sirvió para ser galardonada con dos premios Novel en distintas especialidades: Física y Química. Además, fue pionera en el campo de la radioactividad, siendo el principio de lo que hoy se conoce como rayos X. Desafortunadamente, sus investigaciones no fueron beneficiosas para ella, ya que tanto tiempo expuesto a la radiación, hizo que muriera de leucemia en 1934.

Henry A. Smolinski

Esta persona quiso ser un adelantado a tu tiempo e intentó inventar el primer coche volador con alas desmontables. Construyó varios prototipos y en una de las pruebas, una de las alas se separó de la estructura, causando un accidente que acabó con la vida de su inventor y del copiloto del vehículo.

Karel Soucek

Karel Soucek fue un conocido actor de doblaje al que un día se le ocurrió la brillante idea de construir un barril con el que se tiró por las cataratas del Niágara. Sorprendentemente, consiguió salir con vida. Poco después, intentó otro truco a 60 metros de altitud. En esta ocasión, tenía que caer dentro de un tanque de agua ayudándose de su barril. El problema es que durante la caída, el barril empezó a girar y se desvió de la trayectoria, cayendo sobre el borde del tanque. Karel no sobrevivió al golpe.

Valerian Ivanovich Abakovsky

Este letón solo tenía 25 años cuando inventó un vagón de alta velocidad destinado a transportar de forma más efectiva a los oficiales soviéticos. La primera prueba que llevó a cabo con este medio de transporte, fue todo un éxito. En 1921, el Aerowagon descarriló a gran velocidad mientras recorría la distancia que separa las ciudades de Tula y Moscú. Los seis pasajeros, incluido el joven Abakovsky, murieron en el accidente.

Max Valier

Junto con su compañero Fritz Opel, Max Valier fue uno de los pioneros dentro del campo de los vehículos propulsados mediante cohetes. Gracias a su trabajo, han sido posibles los viajes al espacio. Fueron muchas las pruebas realizadas con éxito por Max, pero en una de ellas, uno de los cohetes explotó con la mala suerte de que un trozo de metralla le atravesó la arteria pulmonar, causándole la muerte en pocos minutos.

Sylvester H. Roper

El americano Sylvester H. Roper se caracterizó por ser una persona a la que le gustaba estrujarse la cabeza en busca de nuevos inventos. Uno de sus favoritos fue la bicicleta de vapor con la que conseguía alcanzar elevadas velocidades. En 1896, durante una de sus pruebas en el hipódromo Charles River, la alta velocidad alcanzada hizo que perdiera el control sufriendo un fuerte golpe que acabó con su vida.

Horace Lawson Hunley

Aburrido de la abogacía, Horace Lawson decidió pasarse al mundo de los inventos, más concretamente al campo de los submarinos. Con la ayuda de un grupo de oficiales de la marina, consiguió construir su propio submarino. Su primer submarino se hundió instantáneamente tras ser lanzado al mar. Pocos meses después, y tras varios cambios, volvió a repetir la prueba pero esa vez con él dentro. El resultado fue el mismo, pero a Horace le costó su vida.

Michael Dacre

El director de la empresa británica Avcen Ltd. tuvo desde siempre el sueño de fabricar una especie de taxi aéreo de corta distancia que fuera capaz de llevar a personas de una punta a otra de Londres en pocos minutos. Durante la primera prueba de este vehículo, Michael perdió la vida tras pararse en pleno vuelo.

Li Si

Hay que retroceder en la historia hasta el año 280 a.C. para encontrarnos a este despiadado político Chino. Aunque hizo algunas cosas buenas, pronto demostró que se trataba de un personaje amante del dolor ajeno. En un alarde de creatividad, desarrolló dolorosas penas de castigo como cortar la nariz o partir el cuerpo en cuatro partes. En el año 208 a.C., fue acusado de traición y sentenciado a morir utilizando las penas que él mismo había creado.

Otto Lilienthal

Este personaje también fue conocido con el nombre de “El rey del planeador”. Pasó gran parte de su vida desarrollando alas delta. Llevó a cabo más de 2.000 vuelos exitosos, aunque su suerte no duró para siempre. En 1986, un nuevo diseño de alta delta, falló en pleno vuelo haciendo que se estrellase contra el suelo. La caída provocó la rotura del cuello, causando la muerte inmediata.

De todos estos inventores que fallecieron por culpa de sus propios inventos, ¿cuál es el que más os ha llamado la atención? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Las imágenes que aparecen en esta entrada sobre los genios que fallecieron por culpa de sus propios inventos han sido sacadas de la web Emgn.

Leave your vote

1 point
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 1

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here