Tras dos años sin saber nada de ella, recuperan una GoPro lanzada a la estratosfera con la ayuda de un globo. Las imágenes que han conseguido de su interior son de una gran belleza y capaces de ponerte los pelos de punta. ¡Te las mostramos!

imagenes de una gran belleza desde la extratosfera

Desde hace ya algunos años, las cámaras GoPro han revolucionado la forma de grabar vídeos impactantes en primera persona. Con un tamaño realmente reducido y una calidad de imagen muy próxima a las que ofrecen cámaras profesionales, estos dispositivos permiten hacer de cada momento de tu vida algo único, pudiendo almacenar todas esas acciones para ser visualizadas en el futuro.

Hoy en día, es muy habitual hacer uso de estas cámaras para prácticamente cualquier cosa, desde grabar desde dentro un maratón hasta grabar la sensación de caída cuando saltas en paracaídas desde un avión o las impactantes imágenes de lava cayendo al mar. Pero lo que hoy os traemos es realmente hermoso y diferente, además de tener tras de sí una larga historia.

Una cámara GoPro colocada en un globo meteorológico

imagenes mientras ascendia a la extratosfera

La grabación no es actual, sino que hay que remontarse dos años atrás, más concretamente a junio del año 2013, cuando un grupo de amigos decidieron llevar a cabo un experimento con este tipo de cámaras y grabar desde las alturas a nuestro planeta. El plan era muy sencillo, unir su cámara a un globo, que ascendería hasta la estratosfera para que grabase desde allí imágenes impactantes.

Para su lanzamiento se eligió una zona a 30 kilómetros del Gran Cañón del Colorado, ajeno a toda señal de vida humana. Junto a la cámara, se le añadió un teléfono móvil que sería el encargado de emitir una señal cuando el globo hubiera descendido de nuevo a la Tierra. De esta forma, los chicos podrían saber en todo momento su ubicación y poder ir a recogerla para recuperar sus tan ansiadas imágenes, aunque como la mayoría de veces ocurre, no todo salió como tenían previsto.

Poca cobertura en la zona en la que aterrizó

imagenes a 11 km de altura

La teoría estaba bien planteada, y los chicos tenían la esperanza de que todo saliera como habían planeado, pero por desgracia, esto no fue así. Los cálculos realizados fueron erróneos y el globo terminó cayendo en una zona donde la cobertura no era nada buena, por lo que el teléfono móvil que tenía que enviar la señal que indicaba donde estaba ubicado, nunca lo pudo hacer, haciendo que los chicos se quedaran sin la posibilidad de recuperar su cámara, y por tanto, de descubrir esas imágenes tan esperadas.

Aún con este problema, este grupo de amigos no perdió nunca la esperanza de poder recuperarla, y aunque realizaron batidas en diferentes zonas donde podría haber caído el artefacto, nunca dieron con él, hasta hace unas semanas.

Un excursionista descubrió la cámara

imagenes a 26 km de altura

Tras dos años sin recibir noticias de su cámara y tampoco de su teléfono, un excursionista que paseaba por la zona donde había caído la descubrió por casualidad y se la hizo llegar a sus dueños. Imagínense la cara que tuvieron que poner cuando la vieron de nuevo entre sus manos, similar a la que pondría el dueño de esta GoPro que fue robada por una ardilla.

Ahora, han querido compartir con todos nosotros las imágenes que consiguieron grabar durante el tiempo en que estuvo en el aire, unas imágenes realmente impactantes y llenas de belleza que podéis ver en el vídeo que os hemos dejado un poco más arriba.

Cómo enviar una Go Pro en la estratosfera

impresora 3D fabricando el chasi

En el vídeo que han publicado, no sólo se ve las imágenes grabadas, sino que han querido compartir con todos todo el proyecto, desde sus inicios hasta que volvió a tocar tierra.

Lo primero que nos encontramos son las pruebas que realizaron para evitar que al aterrizar se rompiera todo el sistema y se perdieran las imágenes. Hicieron varias pruebas de choque con paracaídas hasta dar con la mejor solución posible, algo que parece que funcionó al tener las imágenes en nuestro poder en la actualidad.

El siguiente punto fue calcular la trayectoria que podría seguir el globo meteorológico, unos cálculos muy complejos de llevar a cabo ya que influyen muchas variables como la velocidad del viento o el estado del tiempo.

Otra de las cosas que tuvieron que desarrollar, fue la estructura donde colocaron esa cámara, una estructura que tenía que ser lo suficientemente dura para aguantar el choque del aterrizaje sin que la cámara sufriera ningún destrozo, pero a la vez muy ligera para pudiera ser subida por el globo. Al final optaron por un chasis creado a partir de una impresora 3D. Una vez que tenían todo, ya sólo faltaba elegir el día y la hora de realizar el lanzamiento y esperar los resultados, que se hicieron esperar durante más de dos años.

¿Qué te ha parecido todas estas imágenes? ¿Has tenido la oportunidad de utilizar alguna vez una de estas cámaras GoPro? Anímate y comparte con todos nosotros tus experiencias con ellas, seguro que muchos de nuestros lectores la recibirán con buen agrado.

Todas las imágenes utilizadas en la entrada han sido cogidas del propio vídeo publicado por los autores.

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here