Grúa móvil: equipos de automoción para el desplazamiento de mercancías

Una grúa móvil es un equipo especializado sobre un chasis autopropulsado que traslada mercancías en sentido vertical y horizontal. Las grúas móviles se utilizan ampliamente durante la construcción y reconstrucción de edificios, estructuras, carreteras, instalaciones eléctricas o estructuras publicitarias.

Características de las grúas móviles

Las  grúas móviles brindan una gran movilidad, ya que se desplazan de manera independiente al lugar donde se realizan las tareas asignadas, para lo cual cuentan con un puesto de transporte. Para realizar las operaciones de elevación, el equipo se traslada a la posición de trabajo al tiempo que permanece en el chasis del automóvil.

Para lograr estabilidad adicional, las grúas móviles están equipados con elementos de soporte, a saber, estabilizadores. Estos evitan que la grúa móvil vuelque cuando se elevan cargas pesadas. Los estabilizadores también ayudan a que los equipos de construcción se mantengan firmes en terrenos irregulares. Son ajustables en altura para asegurar una posición estable de la máquina.

La clasificación de las grúas móviles se realiza con arreglo a numerosos criterios.

Clases de grúas móviles según la capacidad de carga:

  1. Pequeño (hasta 8 toneladas). La grúa móvil es fácil de operar, maniobrable y de tamaño compacto. Estos modelos se utilizan principalmente en servicios públicos y equipos de reparación.
  2. Ligero (menos de 25 toneladas). Estos equipos especiales también son compactos, pero disponen de una gran carga útil. Se utilizan para realizar operaciones de construcción, carga y descarga o tendido de redes eléctricas.
  3. Medio (hasta 50 toneladas). Los modelos de esta clase son ampliamente utilizados por empresas de logística y construcción, o en servicios públicos y viales.
  4. Pesado (a partir de 50 toneladas). Estas grúas móviles pueden realizar operaciones complejas, pero con una maniobrabilidad limitada.

Tipos de equipos de pluma para grúas móviles

Las grúas móviles se caracterizan por disponer de una amplia gama de alcances de pluma. Esta configuración determina la funcionalidad de la máquina. Las grúas móviles pertenecientes a la clase ligera están equipados con brazos de 6 a 8 m de largo, son vehículos especiales compactos que pueden operar en espacios reducidos. En grúas móviles pesadas, pueden alcanzar los 100 m.

El brazo de las grúas móviles es su principal mecanismo de trabajo, puesto que se eleva, baja y desplaza cargas. El tipo de pluma determina la capacidad de elevación del equipo especial. Por lo tanto, los diseñadores y los ingenieros la actualizan constantemente para reducir el peso total de la máquina, pero manteniendo su rendimiento.

Las grúas móviles están equipadas con los siguientes tipos de plumas:

  • telescópica (formada por varias secciones que se elevan alternativamente);
  • de celosía (complementada con cables flexibles y capaz de soportar cargas bastante pesadas);
  • de torre (la base de la estructura actúa como soporte);
  • con un brazo (este elemento amplía significativamente la funcionalidad de la grúa móvil).

Existen grúas móviles con brazos universales y brazos para tareas específicas.

Las grúas móviles están equipadas con:

  • gancho de suspensión (para trabajar con piezas sueltas);
  • agarre (para manipular materiales sueltos o grumosos).

Las grúas móviles más comunes son las que integran un equipo extraíble. Gracias a estos equipos, la capacidad de cambiar el cuerpo de trabajo aumenta significativamente la cantidad de tareas que puede manejar el equipo.

A la hora de seleccionar una grúa móvil, se debe prestar atención a su capacidad de carga, el alcance de la pluma, la potencia de la unidad de potencia, la altura de elevación de la carga, el peso bruto y las dimensiones de la máquina. Asimismo, se deben tener en cuenta el tipo de combustible y el accionamiento, las características del chasis de la grúa móvil y las características del mecanismo de trabajo.

Ir arriba