Este hombre tiene un hedor tan insoportable que hasta el perro sabe que no le iría nada mal una ducha. Por salir del paso, el perro no duda en echarle desodorante cada vez que levanta el brazo.

Dejar respuesta