He comprado un coche nuevo ¿qué debo hacer?

Cuando llega ese día tan esperado, que para muchos representa alcanzar una meta o cumplir un sueño, estrenar un coche totalmente nuevo, la emoción por llevarlo a recorrer kilómetros puede distraer mucho y provocar que no se ponga atención a los detalles importantes. No hay que tener prisa por sacar el vehículo del concesionario, tomate el tiempo necesario para hacer una última inspección lo más minuciosa posible de todos los aspectos de tu nuevo coche.

¿Que debo verificar en un coche nuevo al momento de la entrega?

El día que el concesionario te hace la entrega del coche es recomendable que no vayas con prisa, que haya mucha luz natural que te ayudará a ver mejor todos los detalles de tu nuevo coche, recomendaciones:

  • Verificar la carrocería, que no tenga ningún rayón, así como el estado de los neumáticos.
  • Verifica la parte interior, desde la tapicería, sistema eléctrico en general como las elevalunas, luces delanteras y traseras, aire acondicionado y calefacción, intermitentes, parabrisas, si tiene pantalla táctil, etc.
  • Verifica los niveles de aceite, el anticongelante, refrigerante, limpiaparabrisas, combustible, etc.
  • El kit de antipinchazos, la rueda de repuesto, (si está incluida).
  • Verifica la documentación que debe entregarte el concesionario:
  1. La tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos, (ITV).
  2. Permiso de circulación del vehículo.
  3. Declaración de alta en el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica, (IVTM).
  4. Factura de compra o contrato de compraventa.
  5. Garantía del vehículo.
  6. Manual de instrucciones y mantenimiento del vehículo.

Si encuentras algo que no te convence en su funcionamiento o si encuentras algún detalle por mínimo que sea que no te parece, hazlo saber al agente vendedor, recuerda que cuando tu coche salga de ese recinto ya habrá perdido un porcentaje considerable de su valor. Por lo que debes llevártelo completamente satisfecho.

¿Qué papeleo debo hacer después de comprar un coche nuevo?

Esta parte es la menos atractiva cuando te compras un coche nuevo. Para empezar, normalmente los concesionarios hacen las gestiones por ti, por supuesto cobrando sus respectivos honorarios. Por lo que si deseas ahorrar podrías encargarte tú mismo del trámite de los documentos de tu coche.

Para matricular el coche necesitarás la documentación que te ha entregado el concesionario, que hemos descrito en el párrafo anterior. Los pasos a seguir:

  1. Ir a tu ayuntamiento y abonar el impuesto de circulación.
  2. En Hacienda hacer el pago correspondiente a la matriculación. Hacer la declaración del vehículo.
  3. En la DGT solicitar la matrícula y hacer el pago de las tasas de matriculación.
  4. Ir a un centro autorizado para hacer la matrícula.
  5. Contratar un seguro para tu nuevo coche. Seguros de coche en Arpem

Y por último cuando vayas a la jefatura de Tráfico a matricular tu coche nuevo debes llevar:

  • DNI.
  • ITV.
  • Justificantes de pago de circulación y matriculación.
  • El impreso oficial de la solicitud de matriculación.

¿Cuándo se hace la primera revisión de un coche nuevo?

Las revisiones periódicas son una medida preventiva que alargará la vida del motor de tu coche, y en función de la frecuencia de uso que tenga se recomienda la primera revisión a los 15,000km o al año de uso. Un coche nuevo normalmente tiene revisiones obligatorias para conservar la garantía del fabricante, que se han de realizar en talleres oficiales, durante los primeros dos años.

Los servicios de mantenimiento son de pago para el titular, no están incluidos en las revisiones periódicas.

¿Qué garantías tiene un coche nuevo?

Un coche nuevo sale del concesionario normalmente con dos tipos de garantías, la primera:

  1. Garantía Legal: Esta es la garantía regulada por Ley, que ofrece el fabricante durante los dos años posteriores a la venta, por los defectos de fabricación que pueda encontrar el comprador, también por averías mecánicas, eléctricas y electrónicas sin ninguna limitación de kilometraje, durante ese periodo. Siempre y cuando no sean provocados por el mal uso que haya hecho el conductor, o por desgaste en su caso.
  2. Garantía Comercial: Esta es una garantía que ofrece el concesionario en extensión de la garantía legal, por un tiempo más prolongado, dependiendo cada marca y concesionario, que se realiza en talleres oficiales y autorizados por la marca.

¿Qué cosas toman en cuenta las compañías a la hora de calcular el precio del seguro?

El seguro de tu coche nuevo es de vital importancia, ya que aunque cuente con las garantías del fabricante, estas no tienen nada que ver con los riesgos que hay en las carreteras. Por lo cual para contratar un seguro que se adapte a las necesidades tanto del conductor como las de coche y sus funciones, necesitas saber los aspectos que influyen en lo que pagarás por tu póliza de seguro. Hecha un vistazo en el siguiente link:

https://www.arpem.com/seguros-coche/articulos/factores-que-incluyen-precio-seguro/

¿Cómo puedo reducir el precio del seguro del coche?

Cuando ya se tienen claras las prioridades de cobertura según el uso de coche y tus necesidades como conductor, puedes valorar dentro de tu póliza, de qué coberturas puedes prescindir. Para eso analiza las siguientes condiciones:

  • ¿Eres un conductor con experiencia suficiente al volante?.
  • ¿Cómo es tu historial como conductor?.
  • ¿Tu tipo de trabajo te mantendrá constantemente en la carretera o autovías?.
  • ¿Dispones de parking privado en tu lugar de trabajo y residencia?.
  • ¿Qué índice de vandalismo tienen las zonas tanto de residencia como de trabajo?.
  • ¿Eres tú mismo el asegurado y tomador del seguro?.

Estas y otras más son circunstancias que te pueden ayudar para prescindir de coberturas y tener un seguro más específico y adaptado a tus necesidades.

Ir arriba