Por muy fieros que puedan parecer determinados animales, cuando son aún pequeños, su comportamiento suele ser de lo más adorable. Un claro ejemplo lo tenemos con el protagonista de hoy, un pequeño oso polar que se ha hecho famoso en todo el mundo por dormir plácidamente en compañía de un amigo inesperado.

Desde la llegada de Internet, es mucho más fácil enterarse de las historias que ocurren en la otra punta del planeta. Esto ha permitido que muchas de estas historias se hayan hecho virales llegando a millones de usuarios de todo el mundo. Una de las últimas tiene como protagonista a un pequeño oso polar que al poco de nacer fue repudiado por su madre, por lo que tuvo que buscarse nueva compañía con la que compartir su cama y de esta forma sentir el calor de esa madre que lo rechazó. Una historia que te llegará al corazón, más aún cuando escuches lo plácido que duerme.

Abandonado por su madre al nacer

oso polar abandonado que duerme con un peluche

Nuestro amigo de esta historia no ha tenido una vida fácil que se diga, y eso que no lleva mucho tiempo en ella. Nació en cautiverio en el Zoo Acuario Columbus de Powell, en Ohio, pero al poco nacer, su madre lo rechazó al entrar en un proceso depresivo al perder a otro de sus oseznos durante el parto. Ante la falta de cuidados por parte de la madre, los cuidadores de estas instalaciones decidieron convertirse todos en madres para cuidar de él las 24 horas del día.

Por lo que se puede ver en el vídeo que os dejamos a continuación, esto no parece haberse convertido en un problema para él, ya que tras ocho semanas desde su llegada al mundo, su aspecto es muy saludable y está lleno de vitalidad, algo que se lo debe a todos esos padres y madres que han cuidado de él durante todo este tiempo.

Un alce de peluche su mejor amigo

alce de pelucho amigo del oso polar

Pero lo más conmovedor de toda esta historia es lo que os vamos a contar a continuación. A falta del cariño de una madre que le aporte calor durante las largas noches, este pequeño y adorable oso polar ha encontrado en un peluche de alce a su mejor amigo al que abrazarse mientras duerme. Tal es su relación con él y lo a gusto que se siente, que mientras que duerme no deja de emitir unos graciosos sonidos de satisfacción por su compañía. Lo podéis escuchar en el siguiente vídeo publicado en el canal de Youtube Columbuszoomedia.

Si observáis detenidamente el vídeo y prestáis atención al sonido, te darás cuenta que este simpático amigo no para de hacer ruidos mientras duerme en compañía de sus peluche, un ruido muy peculiar pero en el que se puede notar que está realmente bien durmiendo junto a este objeto.

Tiene su propio club de fans

Tal ha sido el éxito de este oso polar en todo el mundo, que sus cuidadores del Zoo Acuario Columbus de Powell han fundado un club de fans para seguir la historia de este oso polar. De esta forma, todo el mundo podrá estar al tanto de su evolución y como va creciendo a pesar de las dificultades que se ha encontrado desde que nació.

Sin ir más lejos, en este vídeo que os hemos dejado sobre estas líneas, podéis ver como es un día en su vida, desde que le dan de comer con la ayuda de grandes biberones hasta su zona de juego que también sirve como área de descanso. Viendo estas imágenes seguro que te dan ganas de querer tener uno de estos animales como mascota.

Pero la historia del protagonista de esta entrada no es única, sino que suele ser algo muy habitual entre los animales que son criados desde pequeños lejos de su madre, ya que antes la falta de calor maternal, buscan cualquier cosa que les permita sustituir esa sensación, y claro está, el tacto de cualquier peluche es capaz de proporcionar todo esto a cualquiera de ellos.

Si te gustan los animales y tienes la suerte de criar uno de ellos desde pequeño, no lo dudes y ponle cerca de él un peluche que tengas por casa, de esta forma se sentirá mucho más seguro y tranquilo cuando no estemos cerca de él.

No es de extrañar el comportamiento de este pequeño oso polar ya que todo el mundo, incluida las personas, buscamos en cualquier parte el calor que nos falta, y más aún cuando no tenemos la figura materna cerca de nosotros. Seguro que vosotros también habéis tenido de pequeño ese peluche con el que siempre os gustaba dormir, incluso puede ser que aún lo sigáis teniendo cerca de vosotros. Os animamos a que compartáis con nosotros vuestras experiencias en este sentido, seguro que muchos están deseando conocerlas.

Las imágenes que aparecen en esta entrada han sido sacadas del vídeo que aparece más arriba.

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here